UN ANILLO ES LA META DE VÍCTOR MARTÍNEZ

Enrique Rojas

Cinco Juegos de Estrellas, 39 partidos de postemporada, casi 600 extrabases, dos operaciones en la rodilla izquierda y más de $140 millones de dólares garantizados en salarios en una carrera de casi década y media en Grandes Ligas y el fuego sigue ahí, intacto, ardiendo e impulsando a Víctor Martínez.

Martínez, un antiguo receptor y ahora bateador designado de 37 años, se prepara en el campamento de los Tigres de Detroit para su temporada 14 en las ligas mayores. El objetivo del 2016 siguen siendo el mismo del 2002, cuando debutó con los Indios de Cleveland: Ganar un anillo de campeón.

“Sabes que, siendo sincero, lo que me motiva es ganar un anillo”, dijo Martínez a ESPNdeportes.com en Lakeland, Florida.

victor-martinez

“La ventana de oportunidades se me está cerrando porque no me estoy poniendo más joven. Nunca he tenido la oportunidad de ganar un anillo, ni en las ligas menores”, agregó.

“Nosotros jugamos para algo, obviamente está el dinero y todo lo demás, pero nosotros tenemos un orgullo y es eso. Nosotros trabajamos para eso y cuando ve a otros peloteros con sus anillos, que ganaron, eso llama[la atención]. Esos anillos se ven lindos en la mano”, dijo.

Martínez ha estado cerca de cumplir su sueño en varias ocasiones anteriormente, pero siempre sus equipos fallaron al final.

En el 2007, Cleveland tenía ventaja 3-1 ante los Medias Rojas de Boston en la Serie de Campeonato de la Liga Americana antes de perder tres juegos consecutivos y quedar fuera de la Serie Mundial. Martínez fue miembro de las ediciones de los Tigres del 2011 y 2013, que perdieron las finales del joven circuito ante los Vigilantes de Texas y Boston, respectivamente.

“Ganar un título, eso es lo que me mantiene con la misma hambre, quiero ganar y trabajo para eso. Es lo que me motiva y me sigue empujando”, dijo Martínez, quien batea .315 con 15 extrabases –seis jonrones — 22 carreras impulsadas y 22 anotadas en 149 turnos en postemporada.

Ganar en el béisbol nunca ha sido fácil y hacerlo cuando el final se acerca lo complica más para Martínez, quien jugará en el 2016 la segunda temporada de un contrato de cuatro años y $68 millones de dólares. El año pasado, Martínez, quien fue limitado a 120 juegos por los dolores crónicos de su golpeada rodilla izquierda, tuvo los peores números de su carrera, mientras que Detroit ocupó el sótano de su división, tras cuatro banderines consecutivos en el centro de la Liga Americana.

“La verdad es que me siento muy bien físicamente ya que este año tuve la oportunidad de entrenar apropiadamente para fortalecer mis piernas, que son la base del cuerpo para todos los jugadores”, dijo Martínez, quien bateó .245 con 11 jonrones y un OPS de .667 el año pasado. En su carrera, que también incluye una parada de año y medio en Boston, “V-Mart” batea .302 con 200 jonrones y 991 carreras remolcadas.

Martínez quedó segundo en la votación del Jugador Más Valioso en el 2014 y firmó lo que se supone será el último de su carrera. Mientras se preparaba para partir a los campos de entrenamientos, sufrió un desgarro del menisco medial y tuvo que someterse a la segunda operación de rodilla en los últimos cuatro años. Una inflamación en la articulación reparada lo sacó de acción por un mes completo, entre junio y julio.

El venezolano se había perdido toda la temporada del 2012 por la primera cirugía en la misma rodilla.

“Cuando está haciendo rehabilitación, hace una cosita aquí y una cosita allá, pero no se entrena a tiempo completo. Este invierno pude trabajar sin problemas”, dijo Martínez, quien está optimista de las posibilidades que tiene Detroit de reclamar el cetro divisional a los Reales de Kansas City, el actual campeón de las ligas mayores.

En el invierno, los Tigres firmaron a los agentes libres lanzadores JordanZimmermann y Mike Pelfrey, el jardinero Justin Upton y el receptor Jarrod Saltalamacchia; adquirieron al cerrador venezolano Francisco Rodríguez, al jardinero Cameron Maybin y al relevista Justin Wilson, entre otros.

Además de Martínez, el estelar primera base Miguel Cabrera y los lanzadores Justin Verlander y Aníbal Sánchez también están más sanos que el año pasado.

“Este equipo tiene talento”, dijo Martínez. “Vamos a estar claros, en los entrenamientos todo el mundo dice este es el año, este es el año, y la gente se cansa de escuchar lo mismo. Los juegos de béisbol no se ganan en en papel, hay que salir a jugar”.

“En este juego nadie te regala nada y cuando te ven resbalando te quieren enterrar”, agregó.

“Tenemos mucho talento. Los muchachos nuevos que subieron [el año pasado] vieron que esto no es fácil. Hay que salir a ganar”, dijo Martínez.

Tomado de ESPN Digital

 
Etiquetas ,

Artículos relacionados

Top