¡BASTA YA!

Hasta los esquizofrénicos tienen visos de lucidez cuando ven las cosas tal como cualquier otro ¿Cuándo le llegará ese momento al gobierno?

Pregúntese: ¿Cómo ve el mundo la democracia en Venezuela, la gobernabilidad, la inflación, la corrupción, la tasa de homicidios, la infraestructura, los servicios eléctricos, el panorama de inversión, la contaminación, la deuda, la capacidad de producción, la libertad de expresión, la libertad de reunión, el sistema de justicia, las epidemias, el sistema educativo, la construcción de viviendas, el control de precios y de cambio, el tráfico de drogas, y la escasez de alimentos, medicinas y agua potable?

basta

Si su respuesta es “Una de los mejores del mundo” o “Absolutamente perfecta”, ¿entonces cómo es que acepta que el planeta entero diga “A punto de ser la peor del mundo” o “Una atrocidad”? ¿Acaso mienten? ¿Esos siete mil millones y medio de personas han sido embaucados? ¿Acaso el gobierno es víctima de una conspiración que ha cambiado todo lo que los gobiernos, instituciones y habitantes del planeta saben y han sabido sobre Venezuela? ¿Pasó alguien de ser “totalmente perfecto” a “totalmente espantoso” por obra y gracia de algún truco de magia de la mente global? ¿De verdad cree que eso es posible?

Es esa la pregunta más importante que Venezuela debe hacerse. Si todas las experiencias, informes y percepciones documentadas de una enorme mayoría de los venezolanos y el resto del mundo no están en lo cierto, entonces esos siete mil millones y medio de personas distribuidas en 200 países deben reconsiderar lo que saben y cómo lo saben. Si todos se han equivocado y el gobierno venezolano ha acertado, el planeta debería echar por la borda siglos de conocimientos científicos, legales y de cálculos, y comenzar de nuevo.

No obstante, si la mayoría de los venezolanos y el resto del mundo están en lo correcto, el gobierno tendrá que pedir ayuda de la misma forma en que decenas de países lo han hecho por más de medio siglo. Grecia y Puerto Rico son el ejemplo más reciente. Estos países han pedido y recibido ayuda para superar sus crisis durante más de medio siglo.

Hay instituciones sólidas en todo el mundo concebidas para brindar apoyo: el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, la Organización de Naciones Unidas, el sector privado mundial, la filantropía global, y pare de contar. En ese momento de lucidez que tantos imploran, ¿se le ocurrirá al gobierno que todo lo que necesita es pedir ayuda?

Traducción: Alejandro Bustamante

 

Artículos relacionados

Top