CÁNCER DE PRÓSTATA PUEDE SER VIGILADO SIN REQUERIR TRATAMIENTO

La mitad de los tumores crecen de forma lenta, por lo que inicialmente no necesitan ni cirugía, radioterapia o quimioterapia.

A.OTERO

Cada año se diagnostican en nuestro país más de 25.000 nuevos casos de cáncer de próstata, el tipo de tumor más prevalente en la población masculina. Sin embargo, y contrariamente a como suele suceder en la mayoría de tipos de cáncer, el de próstata puede ser un tumor de lento crecimiento, por lo que supone un riesgo muy pequeño para la salud. De hecho, como muestra un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Ottawa (Canadá), la mitad de los casos de cáncer de próstata crecen de forma lenta, por lo que los pacientes, dado que su salud no se ve en un principio amenazada, no requieren de la administración de tratamientos agresivos –caso de la cirugía, la quimioterapia y de la radioterapia.

cancer-de-prostata

Como explica Rodney Breau, director de esta investigación publicada en la revista «Canadian Medical Association Journal», «las evidencias recientes sugieren que el cáncer de próstata de bajo grado puede crecer de forma muy lenta, lo que implica que la mayoría de los pacientes no necesitan en realidad ningún tipo de tratamiento. Algunos pacientes pueden vivir muchos años, cuando no toda su vida, sin que el tumor se expanda. Por ello, si seguimos de cerca a estos pacientes, siempre podremos tratar el tumor en caso de que se incremente el riesgo».

Es decir, «si el tumor no progresa, los pacientes pueden evitar unos tratamientos que resultan innecesarios, caso de la cirugía o de la radioterapia, que pueden conllevar efectos secundarios como la incontinencia, la disfunción eréctil y problemas intestinales», indica el director del estudio.

Sin efectos secundarios

Para llevar a cabo el estudio, los autores evaluaron los historiales médicos de 47 varones cáncer de próstata de bajo grado entre los años 2008 y 2013. Y de acuerdo con los resultados, la tasa de supervivencia asociada a la vigilancia activa –esto es, el seguimiento minucioso del paciente sin la administración de tratamiento hasta que se constate un aumento del riesgo de morbilidad o mortalidad asociadas al tumor– se incrementó desde un 32% en 2008 hasta un 68% en 2013. Es más; en torno a un 59% de los pacientes sometidos a vigilancia activa durante los cinco años del estudio no requirieron de ningún otro enfoque terapéutico.

Los autores citan el ejemplo de Stephen Wilson, paciente de 56 años en el que se contempló únicamente la vigilancia activa cuando fue diagnosticado del tumor en 2012. Y como refiere el propio paciente, «cuando oyes la palabra que empieza por ‘c’ entras en pánico. Tienes que vivir sabiendo que está ahí, pero hay un soporte científico que me permite hacerlo sin ningún problema. Ya han pasado tres años y me encuentro bien; la vigilancia activa ha sido la opción adecuada para mí».

Male anatomy of human organs in x-ray view

De hecho, como apunta Rodney Breau, «nuestro estudio confirma que el diagnóstico de cáncer de próstata no implica necesariamente que el paciente deba necesitar tratamiento. Los médicos pueden mantener los beneficios de la monitorización del tumor y, a la vez, reducir los daños potenciales del sobretratamiento. Además, los resultados también muestran que la mayoría de los pacientes que acabaron recibiendo tratamiento lo hicieron por un cambio en el tumor, no por la ansiedad que sufrían los afectados».

Vigilar mejor que tratar

En definitiva, y a la luz de las evidencias, el enfoque más apropiado para el cáncer de próstata de lento crecimiento es la vigilancia activa, esto es, la realización de pruebas periódicas para detectar cualquier posible cambio en el riesgo asociado al tumor y, de ser así, administrar tratamiento.

Como concluye Octav Cristea, co-autor del estudio, «en la actualidad, la mayoría de los pacientes están evitando tratamientos innecesarios, y esto supone un cambio radical en el paradigma del tratamiento de esta enfermedad. Además, hay más estudios en desarrollo que, como el nuestro, constatarán este hecho, por lo que espero que la vigilancia activa se convierta en el tratamiento estándar global para los pacientes con cáncer de próstata de bajo grado».

Tomado de @abc_salud

 
Etiquetas ,

Artículos relacionados

Top