El ABC de Pedro Segundo Blanco/ ex parlamentario y dirigente de Alianza Bravo Pueblo.
“El Congresillo” de Chávez aprobó una Ley de Amnistía expedita en el 2000”

pedro-segundo-blanco2-pred

La ley de la AN de Reconciliación Nacional rechazada por Maduro no ha debido tener más de tres artículos. El 6D el pueblo voto por un cambio de modelo y de gobierno. Debemos impedir que la mayoría opositora sea ganada por la frustración, señala el dirigente político.

Manuel Felipe sierra

Se formo como dirigente de la juventud de Acción Democrática destacándose por sus cualidades de luchador social. Ejerció como secretario del Consejo de Ministro durante el segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez. Y posteriormente como diputado en las listas de Alianza Bravo Pueblo partido del cual es uno de sus principales voceros. Estas son sus reflexiones para los lectores del ABC de la semana

La ley  Amnistía y Reconciliación Nacional aprobada por la Asamblea Nacional como era de esperarse no sólo fue rechazada por el Presidente Maduro sino que ha generado diversas reacciones incluso voceros de la oposición que consideran que si bien están de acuerdo con la ley, ésta pudo redactarse y aprobarse de una manera que la hiciera más viable también para la opinión pública. 

“Venezuela rompió el récord de las leyes habilitantes”.

“Venezuela rompió el récord de las leyes habilitantes”.

Si en mis manos hubiese estado la decisión de promover, aprobar y publicar la Ley Amnistía la ley no habria tenido más de tres artículos, porque el objeto de esa ley es reconciliar a las sociedades, las leyes de amnistías exculpan a quienes actuando en actividades políticas e incurren en uno que otro delito tipificado en las leyes que rigen para las naciones. En el caso de Venezuela, la penúltima Ley Amnistía fue la aprobada el 3 de febrero del año 2000 y fue publicada ese mismo día en Gaceta Oficial. Esa Ley de Amnistía se aprobó cuando la Asamblea Nacional Constituyente del ‘99 cesó sus funciones. Recordemos que con el  referéndum que se hizo el 15 de diciembre anterior quedó promulgada la nueva Constitución Boliviana  de 1999.  En esa Constitución en el artículo 6 numeral 1 se decretó la creación de la Comisión Legislativa Nacional para que cumpliera las funciones del poder legislativo hasta tanto se eligiera la primera Asamblea Nacional, en la cual por cierto yo fui electo diputado por el estado Sucre.

Recuérdanos un poco, se trata del famoso  “el Congresillo”.

Ciertamente, “El Congresillo” fue  un órgano legislativo nombrado por la Asamblea Constituyente, integrado por 25 miembros que la presidio Luis Miquilena, la primera vicepresidente fue Blanca Nieves Portocarrero, el segundo vicepresidente fue Elías Jaua Milano, el secretario Elvis Amoroso y el subsecretario Alberto Oropeza. Eso fue lo que se llamó la Comisión Legislativa Nacional que asumió el  trabajo legislativo entre el mes de enero y el mes de agosto cuando que se eligió a la primera Asamblea Nacional,.

En ese contexto se aprobó una ley de amnistía

Efectivamente, el 3 de febrero por mandato expreso del propio Hugo Chavez, como Presidente de la República, se dictó una Ley de Amnistía que establece textualmente: “la Comisión Legislativa Nacional de la República Bolivariana de Venezuela en ejercicio de las atribuciones que le confiere el artículo sexto, numeral uno del decreto de la constituyente decreta la siguiente Ley de Amnistía política general” fue una ley de 4 o 5 artículos y es en  el artículo 1 donde se dice “artículo 1: se concede la amnistía política general y plena a favor de todas aquellas personas que enfrentadas al orden general establecido hayan sido procesadas, condenadas o perseguidas por cometer con motivaciones políticas, delitos políticos o nexos con delitos políticos hasta el 31 de diciembre del año 1992”

EL GOLPISMO

Por supuesto estaba referido a los intentos golpistas del 4 de febrero y el 27 de noviembre de 1992

Esa era el objeto de esa ley que los venezolanos encabezados por Hugo Chávez que intentaron el 4 de febrero, con tanquetas que llegaron a Miraflores y debo recordarlo porque como tú sabes yo fui el último Secretario del Consejo de  Ministros y me tocó participar en la redacción de los  decretos de suspensión de garantías tanto del 4 de febrero como del 27 de noviembre. Hugo Chávez, el 4 de febrero, intentó tomar el poder por la fuerza, llegaron las tanquetas de madrugada a Miraflores, ametrallaron la Casona, ametrallaron Venezolana de Televisión y luego me tocó también lo ocurrido el 27 de noviembre. Esa ley fue para exculpar a todos los venezolanos que participaron en estos dos intentos de golpes de Estado y quedaron liberados por esta ley, quedaron  sobreseídos sus juicios.  Esa amnistía fue aprobada por este “Congresillo” que no fue electo por el pueblo sino nombrada por la  Constituyente y tuvo su rango y su valor de ley porque se respetó y todas las instituciones públicas le dieron el curso  respectivo. Ahora ¿cómo va a decir el gobierno de Maduro que la ley aprobada por la Asamblea Nacional es inconstitucional? Simplemente es un acto doble moral.

Pero hay otro antecedente.  Posteriormente en diciembre del 2007,  el propio Chávez  acordó medidas de gracia para personas que estaban acusadas de haber firmado “el decreto Carmona”  el 12 de abril del 2004  en lo que constituyó también una especie de amnistía.

Así fue porque Chávez tenía en ese momento el poder de una Ley Habilitante que le habían dado y como aquí se rompió el record con las leyes habilitantes, pero esto es bueno que el pueblo lo sepa porque todos los Congresos Nacionales dieron habilitantes, se le dio habilitante al presidente Betancourt, a Lusinchi, a Pérez, a Caldera, pero las habilitantes eran como tienen que ser las habilitantes,  que establezcan no sólo la motivación sino el ámbito de acción que quede claramente especificado. En este caso, a Chávez se le dieron unos poderes supremos por lo que pudo sobre ceder estos juicios.  Siendo un decreto por la ley habilitante fue sin embargo reconocido por todas las  instituciones. Ahora me pregunto ¿cómo no van a reconocer las instituciones una Ley de Amnistía como ésta que ha sido aprobada por la voluntad del pueblo soberano? No te olvides que los diputados de ahora los elegimos los venezolanos.

Después de tres meses de instalada la nueva Asamblea Nacional con mayoría calificada opositora cuál es tu opinión como ex parlamentario y dirigente político. Porque para algunos críticos ciertas actuaciones recientes van mas allá de lo que es un poder legislativo que si bien es electo por el pueblo no quiere decir que tiene en sus manos un mandato para un cambio total del país

Bueno eso no lo ha planteado nadie. El  diputado Henry Ramos que la preside y está haciendo una labor muy importante, con toda razón ha dicho que los venezolanos generamos el ambiente para que en el país se produzca un cambio fundamental. El cambio no es cambiar a Maduro o quitarte tú para ponerme yo, el cambio es un cambio de modelo, un cambio profundo en el país porque en los 17 años se ha demostrado que aun teniendo Venezuela la bonanza petrolera inimaginable por ningún presidente anterior a Hugo Chávez, sin embargo, el país lejos de avanzar ha retrocedido.  Y copio de unos de nuestros parlamentarios cuando dice “que cómo es posible que aquí haya pasado esa montaña de recursos y que nosotros hayamos tenido el petróleo a más de cien dólares el barril por una década y que no tengamos otra represa del  Gurí y que no tengamos otra autopista Regional del Centro, otras hidroeléctricas importantes. Otros puentes como el del Lago de Maracaibo o el puente colgante sobre el rio Orinoco inaugurado por Leoni. Simplemente ese dinero se lo comió  un proceso equivocado y ese es el cambio que está pidiendo Venezuela, ese modelo fracasoo en lo político, económico, social, institucional y lo que reclama el pueblo de Venezuela es un cambio hacia un modelo que sea eficaz, productivo y que genere bienestar a la población.

Pero esos modelos que señalas no se producen automáticamente como cambiar a un presidente, como salir de un presidente, son modelos que tienen que ver con razones estructurales, pero hay un hecho importante y es que esta Asamblea que recibió un mandato de mayoría calificada, que incluso rebasó los más optimistas pronósticos de la oposición, revela el debilitamiento del modelo del gobierno de Maduro en unos términos importantes y esto ha planteado la tesis de las alternativas, de las salidas inmediatas.  Y muchas personas  dicen por ejemplo porqué buscar salida si está en la constitución, está el referéndum revocatorio que ya se activó en el año 2004, están  también las elecciones de gobernadores que serán dentro de 6 meses y que por esa vía es natural que se acentué el debilitamiento  del régimen sin necesidad de unas vías que pueden generar crisis de gobernabilidad incluso de violencia  

“El país quiere no sosiego, quiere otra cosa”

“El país quiere no sosiego, quiere otra cosa”

En la Constitución de Venezuela de 1961 que es la predecesora de la del 99, no existía la figura del referéndum, no existía la figura del acortamiento del mandato presidencial ahora con la Constitución vigente se establecieron estos mecanismos. Incluso Hugo Chávez y todos los dirigentes de la MVR en ese momento no existía el PSUV decían que era la Constitución más moderna y democrática  del mundo y avanzada en materia de derechos humanos. Y en efecto  es revolucionaria, es de avanzada, pero no haces nada con tenerlo escrito en el papel si tienes unas instituciones  que sólo hacen, dicen y sienten, lo que el régimen les ordena, cuando tu planteas revocar un mandato, entonces la institución que se encarga de eso que en este caso es el Consejo Nacional Electoral y por otro lado está la Sala Constitucional del Tribunal  Supremo de Justicia, te dicen que se puede hacer.  Lo que pasa es que hay un entramado institucional que estando en el texto todas estas figuras las constituciones las hacen inviables.

LA SALIDA

Pero pese  todo lo que dices la vías propuesta no están cerradas yo recuerdo el año pasado hasta muy cerca la gente decía, “el CNE se niega, no habrá elecciones en diciembre” porque es natural que exista la aprehensión en algunos sectores de la oposición. Pero en este caso del revocatorio y de las elecciones de gobernadores en diciembre no se conoce ninguna decisión que impida la activación de estos mecanismos.

Ciertamente, no se han negado pero conocemos declaraciones de altos funcionarios del CNE y el TSJ y además actitudes concretas que parecieran que se trata de alargar los lapsos o de levantar obstáculos para que estas vías sean constitucionalmente despejadas activadas y reconocidos sus resultados que como todo indica en el presente resultaría desfavorable al régimen.

Tus juicios son justos y acertados, pero pareciera que la oposición no entiende el terreno que pisa, porque cuando se obtiene una mayoría acertada en el marco de la alterabilidad democrática las cosas son fluidas pero en este caso la oposición sabe y lo han reiterado sus voceros que la victoria del 6 de diciembre abre un forcejeo sino se quiere una pugna de poderes dada la naturaleza del modelo chavista que no tiene nada que ver con lo que ha sido tradición de los gobiernos democráticos del pasado.

Creo que el error es de  lectura de los resultados, porque esa mayoría que se expresó el 6 de diciembre no podemos correr el riesgo que caiga en una gran frustración. Fíjate que Hugo Chávez ganó y asumió el poder el 2 de febrero de 1999, no estaba la figura del referéndum, y salió del Palacio Federal Legislativo al llegar a Miraflores, el primer decreto no fue ni siquiera nombrar al Gabinete, fue solicitar la convocatoria de un referéndum para pedir al pueblo si estaba de acuerdo con la constituyente, y así ocurrió y lo avalaron los poderes públicos del momento. ¿Qué tiene que hacer la Asamblea ahora? Hacer valer a su pueblo. El pueblo es mandante y ellos tienen un mandato del pueblo.

¿Tu no crees que  se exagera mucho cuando se califica ese mandato? hubo una mayoría a favor el 6 de diciembre pero hay que tomar en cuenta que la elección se produjo en medio de una crisis inédita del país por lo que hubo muchos votos a favor de la oposición por la vía de la protesta que no supone una renuncia a la militancia chavista y también hubo un alto porcentaje de abstención del oficialismo que fue una manera de protestar. Sin una valoración exacta de esa victoria se puede incurren en cotosos errores que complique lo que podría ser un camino mas expedito a favor del cambio   

Es cierto pero también Chávez ganó las elecciones señalando que teníamos una democracia debilitada y podrida, que había que refundar la República, el país votó por eso.  

Pero la elección presidencial es otra cosa.   

Estoy de acuerdo, pero ¿qué te dijo el país el 6 de diciembre? que no quiere colas, escasez, violencia, muerte, sangre, inseguridad, que el país quiere sosiego, quiere otra cosa. ¿Ahora es posible eso con Maduro?,

@pedrosegundoABP

 

Artículos relacionados

Top