Entre aquellos que se unen para servir y…

hsr-ll

RECORDEMOS A SAN MARCOS

Luego del tercer apagón del día, mi nieto Martin de 6 años, quien jugaba en la computadora, se me acerco para decirme “Abu, ¿por qué Maduro no nos deja hacer una vida normal?” Ese mecanismo de raciocinio simple como el de un niño es el que debería acompañar hoy a quienes lideran el esfuerzo por salir de la pesadilla de un país que no puede tener una vida normal.

¿Qué nos enseña la pregunta de Martin? Pues algo muy sencillo: Que es a partir del rechazo de una situación material que nos afecta la vida, como la gente común hace el puente hacia lo político.

Los dirigentes políticos y las elites intelectuales suelen actuar de manera contraria. Piensan que es una reflexión política la que va a llevar a la gente a activar políticamente. Hay demasiados preconceptos en nuestras mentes, demasiada ideologización. Todo eso nos lleva a tomar nuestros deseos por realidades.

Decía Picasso que a los 8 años dibujaba como Rubens y que le tomo toda una vida aprender a pintar como un niño. El evangelio de Mateo nos recuerda “Si no os hacéis como niños, no entrareis en el Reino de los Cielos…”

Este tema del contenido de la acción política y las consignas apropiadas es crucial comprenderlo ahora que las fuerzas de la oposición les ha dado por abandonar la agenda social que les dio la victoria el 6D para regresar al terreno de la polarización política y el logro de objetivos meramente políticos que son el terreno ideal del gobierno.

Como cambiaría la actual situación del país desde el punto de vista de la conciencia social si en lugar de encadenarnos por una planillas nos encadenáramos para que aparecieran los productos de la cesta básica; que en lugar de convocar marchas frente al CNE recorriéramos los barrios del país explicando de donde viene nuestra penuria y organizándonos para ayudar a nuestros compatriotas más pobres en estos terribles momentos; si en los miles de quioscos que hemos montado estuviéramos repartiendo volantes donde mostremos la obscena riqueza de los boliburgueses mientras el país pasa tanto trabajo; si estuviéramos organizando los partidos y creando redes sociales que estén preparados para cualquier desenlace.

Solo quienes entiendan esto serán acreedores al reconocimiento popular y electoral en las próximas confrontaciones. Una vez más recordemos a San Marcos “quien quiera ser el primero que sea el último de todos y el servidor de todos”

aflc

…y quienes se reúnen para dividir

 
Julio Castillo SagarzazuJulio Castillo Sagarzazu

Artículos relacionados

Top [GTranslate]