De Fantastic Four a Civil War
LA CULTURA DE HOLLYWOOD DE REINICIAR LO QUE NO FUNCIONA

Chris Evans hoy es un excelente Captain America pero antes fue un infumable Human Torch. Ben Affleck es un buen Batman que vino de un terrible Daredevil. Tres Spider-Man y tres Hulk dicen mucho del estado del cine de superhéroes, donde lo que no funciona se descarta, y vuelta a empezar de superhéroes, donde lo que no funciona se descarta, y vuelta a empezar.

Álex Barredo

En el reciente mundo de los superhéroes la audiencia olvida rápido, y aunque los mayores aficionados sean capaces de guardar rencor durante años, tras ver a su personaje favorito destrozado en la gran pantalla, estarán más que contentos de poder pagar por verlo otra y otra vez, hasta que salga bien.

fantastic4

Ante el baile de actores, personajes, reboots, remakes y cambios de productora, recordamos que para Hollywood nunca hay nada definitivo, y todo se puede reintentar, sobre todo si se pueden hacer varios cientos de millones por medio. La única constante en Hollywood es HughJackman que seguirá siendo Wolverine dentro de un siglo.

En casos de actores tenemos un buen ejemplo con Chris Evans que tras interpretar a Human Torch en FantasticFour en dos películas terribles durante 2005 y 2007 (5,7 y 5,6 en IMDB respectivamente) consiguió seguir “en Marvel”, pero esta vez interpretando a un CaptainAmerica divino. Pocos fans van a ir a ver Civil War pensando en algo ocurrido hace diez años, y el público general ya ni recuerda esta terrible adaptación.

UN REINICIO POCO FANTÁSTICO 

En cuanto a los FantasticFour, nos preguntamos si tendrán una tercera oportunidad como la han tenido Spider-Man o Hulk. La reciente FantasticFour (2015, 4,3/10) no solucionaba muchos de los problemas de la anterior, y decidió contar la historia de nuevo, pero diez años después —en nuestro universo—, y tuvo un aluvión de críticas aún mayores a pesar de que las películas de superhéroes habían tenido una mayor aceptación, y muchos directores y guionistas habían dominado ya el género. Imperdonable, aunque quizá volvamos a verlos en unos años.

Quién recuerda al Hulk (2003, 5,7/10) de Ang Lee dando saltos y cogiendo tanques con las manos para lanzarlos contra otros tanques, mientras la versión CGI de Eric Bana buscaba a su Betty y se escapaba de su malvado y terrible padre militar. Seguramente nadie, aunque tiene muchos reivindicadores que década y media después intentan tapar los agujeros de aquel desastre.

Un lustro después los peces gordos de Hollywood no se atrevieron a contar la historia de nuevo, pero sí a cambiar al director, guionistas y actores con El Increíble Hulk (2008, 6,8/10). En este caso el CGI de Edward Norton y una botella de refresco infectada darían muchos problemas a la policía de Río de Janeiro. Pero esto no fue el fin de Hulk, que acabó siendo continuada pero con el CGI de Mark Ruffalo para las dos TheAvengers hasta la fecha (2012, 8,1/10) y 2015 (7,5/10). La actuación de Buffalo y la de Norton no fueron tan distintas ni diferentes, así que la decisión queda en otros “ámbitos”, seguramente monetarios.

TRES SPIDERMAN EN 14 AÑOS

Spider-Man es seguramente uno de los superhéroes más conocidos de la historia, junto con los Superman y Batman de DC. Icónico y representativo a partes iguales, el chaval de Queens infectado por una picadura de araña radioactiva ha tenido un vía crucis en la pantalla. Tuvimos a Sam Reimi poniendo a TobeyMaguire a dar saltos por Nueva York en tres películas en 2002 (7,3/10), 2004 (7,3/10) y 2007 (6,2/10) que salvo algunas escenas con determinados bailes, salían del paso a pesar de perder cierta fidelidad con algunos cómics.

Sin dudarlo mucho, Sony decidió que mejor contratar a otro actor de unos treinta años a interpretar a un chaval de instituto. Que no nos quejamos de la inverosimilitud porque salta por edificios y lucha contra científicos duende, científicos lagarto y científicos pulpo. Andrew Garfield no tuvo mala acogida en sus dos entregas en 2012 (7/10) y posteriormente en 2014 (6,8/10). Tras empezar a preparar más continuaciones con Venom rondando, Sony llegó al mágico acuerdo con Marvel, y decidieron que Tom Holland, un chico de 20 años, interpretara al nuevo Spiderman en una tercera introducción del personaje. Y sinceramente, lo que vimos en CaptainAmerica: Civil War de él, parece ser que han dado con “el Peter Parker perfecto”.

BEN AFFLECK UNO DE LOS MEJORES BATMAN

Pero sin duda, el giro de 180º que más ha dado que hablar ha sido Ben Affleck. El director, guionista, actor y “hombre guapo” favorito de Kevin Smith se puso el traje de cuero rojo para interpretar a Daredevil en 2003 (5,3/10) en una película que hacía aguas por todas partes y cuya banda sonora de Nickelback y Evanescence aún nos hace girar los ojos cuando la recordamos. — Al personaje le quedaría otra vida, interpretado por Charlie Cox en una serie para Netflix (2015, 8,8/10).

Tal fue el odio de los seguidores que la noticia de que Affleck sería el próximo Batman causó un cortocircuito en el espacio-tiempo y casi hace explotar Internet. Al final, la ira y el desprecio de los fans era infundado, y los trece años y 30 kilogramos de músculo que ha adquirido Affleck le convirtieron en el mejor y más fiel representación de Batman en la pantalla.

EL GUASÓN, EL OSCAR

La historia de Batman tuvo su eco en su mayor archivillano hace una década. Cuando se supo que Nolan contaría con HeathLedger para interpretar al Joker en TheDarkKnight (2008, 9/10), en Internet empezaron a comerse unos a otros para al final acabar aplaudiendo su actuación y que la academia acabó compensando con un Oscar, aunque póstumo. Y por si no fuera poco, estamos repitiendo el ciclo con Jared Leto como nuevo Joker.

Por último está el caso de Superman, un personaje tan magnánimo que es difícil encontrar un actor que lo clave. Brandon Routh lo intentó sin mucho éxito en una secuela separada en SupermanReturns (2006, 6,1/10). Pero parece que el único listón para interpretar al kryptoniano en la pantalla es ser un tío blanco, alto, guapo y moreno. Frente a la no mucho mejor Man of Steel (2013, 7,2/10) con Henry Cavill, que se ve demasiado encorsetado por un papel que no se adapta muchos a los actores.

Tomado de hipertextual.com

 

Artículos relacionados

Top