El ABC de Octavio Lepage/ fundador de AD y expresidente (E) de la República
“En la crisis venezolana, nada es descartable”

Tengo  fe en que la MUD asumirá la responsabilidad de conducir esta operación política. El Vaticano está interesado en facilitar una salida a la crisis venezolana y hay mucha confianza en la visión e integridad del Papa Francisco. No hay dólares para importar alimentos y la única manera es recibir el auxilio gratuito  de distintos países, señala el dirigente político.

MACKY ARENAS

Ejerció como Secretario General  en AD en plena resistencia clandestina durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. El legendario Leonardo Ruíz Pineda aseguraba que Lepage era Jefe del Partido “porque se ganó su puesto en combate”. Con riesgos logró convocar un Pleno Nacional y en reconocimiento a sus méritos, fue designado Secretario General. No le tembló la mano para la serie de decisiones que hubo de tomar en las innumerables ocasiones en que fue Presidente de la República, encargado por ausencia del jefe del Estado en ejercicio.  A sus 92 años y con una  lucidez envidiable. Esto fue lo que nos dijo para los lectores de ABC de la Semana.

“Además de coraje hay que tener mucha habilidad”

“Además de coraje hay que tener mucha habilidad”

_  En momentos de crisis el liderazgo es crucial. ¿Qué necesitamos?

_  Un liderazgo sabio y fuerte.

_  ¿Cómo visualiza el desenlace a esta situación ya insostenible?

_  Es grave y dramática. Veo a un equipo de gobernantes con serenidad y sabiduría que sepan propiciar y facilitar la transición pacífica de este gobierno dictatorial a una democracia. Las transiciones han sido exitosas cuando han sido manejadas con firmeza pero con inteligencia. Pienso que la MUD –hasta ahora- lo ha hecho bien y lo está haciendo bien, pero en esta nueva etapa habría que estar muy alertas. Esta iniciativa de la que nos enteramos en estos días por la prensa, de que tres ex presidentes irrumpieron abruptamente en el escenario como mediadores, hay que verla con cuidado. El único que me merece confianza es Rodríguez Zapatero. Pienso que es un hombre que, aunque en España no fue muy exitoso, es serio y honorable. No puedo decir lo mismo de los otros dos.

_  ¿Cuál de ellos pesa más?

_ La figura que más influye es Leonel Fernández a mí no me inspira mucha confianza porque hasta ahora ha demostrado una gran afinidad con la situación actual de Venezuela.

_ ¿Por qué será?

_ No se, tal vez por interés, pues República Dominicana es beneficiaria de los programas de PetroCaribe debido a las afinidades doctrinarias y el tipo de gobierno acá en Venezuela, muy semejante a la Cuba de los Castro. De manera que yo estoy a la expectativa. Si ese encuentro en República Dominicana se traduce en un entendimiento rápido, estará bien. Aquí la clave de todo esto es el Referendo Revocatorio y hay derecho a suponer que el gobierno está interesado en retardarlo para que no se realice este año. Así que espero con ansiedad saber cómo van a  acordarse con respecto al referendo.

_  ¿Cree usted que hay la intención de aceptar condiciones para sentarse a una mesa o todo esto es un “divertimento” como táctica dilatoria?

_ Existen miles de razones para suponer que se trata de un divertimento. Cabe la posibilidad de que sea una manera  de aplazar la decisión sobre el referendo. Pero tengo  fe en que la que MUD, que tiene la responsabilidad de conducir esta operación política,  no se preste a eso, no sucumba al engaño.

_  ¿Cree usted que se mantienen las prioridades?

_ Sigo teniendo confianza en que no hay entendimientos subterráneos. Creo que las personas que integran el comando de la oposición están actuando con seriedad y que quien tiene la intención de retrasar la decisión es el gobierno. Espero que la MUD, así tenga que esperar un tiempo prudencial, que debe ser muy corto, dejará claramente establecido si lo que se pretende una maniobra dilatoria.

_  Un hecho hizo disminuir la confianza en que el gobierno quiera realmente dialogar: lo ocurrido con la esperada visita de Mons. Gallagher, canciller del Vaticano, a Venezuela. Si no aceptan esa mediación, ¿cuál aceptarán?

_  Suponemos que El Vaticano está interesado en facilitar una salida a la crisis venezolana y hay mucha confianza en la visión e integridad del Papa Francisco. Lo que me gustaría saber es si estos encuentros de los últimos días han sido consultados con El Vaticano. No lo creo. Pienso que Roma no ha tenido nada que ver, a pesar de la entrevista de Samper con el Papa.

_  Si los ex presidentes involucrados no ofrecen confianza, ¿qué opinión le merece la participación de Unasur?

_  Esa organización no me merece confianza alguna. Fue un aparato propagandístico patrocinado por Hugo Chávez el cual tuvo el concurso entusiasta de gobiernos como el de Nicaragua, Ecuador, Bolivia y Argentina con Cristina Kirchner. No tengo ningún respeto por Unasur y me inquieta que esté llevando la batuta en estos acercamientos o negociaciones.

_  ¿Cuál es su temor?

_  Que sea  una maniobra para arrinconar a la OEA, que es el organismo a quien corresponde actuar en estas circunstancias con la Carta Democrática Interamericana.

_  ¿La activación de esa Carta, no traería más problemas que soluciones? ¿No terminaría aislando al país y con ello haciendo juego al gobierno? A Cuba la aislaron y eso facilitó las cosas al tirano…

_  Es distinto. El problema que está planteado en la OEA son estas islas menores del Caribe, todos esos pequeños países representados allí, hasta ahora subvencionados por Venezuela. Uno no sabe si serán capaces de votar de acuerdo con los intereses de la democracia, del sistema interamericano, de la civilización en una palabra. Les compran el voto con petróleo.

EN CRISIS

_  ¿Está de acuerdo en que ya nuestra situación rebasó el ámbito político y se ha convertido en un problema social muy grave que podría llevarse por delante cualquier solución que se dilate en concretarse?

_  La cosa es grave. Venezuela, sin duda alguna, está al borde de una hambruna. Un alto porcentaje de la población no está comiendo sano y completo. Las nuevas generaciones corren el riesgo de ser deformadas y mutiladas por una alimentación deficiente. El gobierno es tan torpe – para usar una palabra suave- que se niega a aceptar la ayuda internacional que Venezuela necesita con urgencia. No hay dólares para importar alimentos y la única manera es recibir el auxilio gratuito que los distintos países del mundo  están dispuestos a dar. Igualmente con las medicinas.

_  Usted fue Ministro de Relaciones Interiores, ¿recuerda una situación de seguridad más grave que la actual?

_  No, no, no. 

_  ¿Cómo se le entra a esto?

_  Aquí tuvimos problemas serios de subversión, pero cuando yo llegué al ministerio eso ya estaba superado. No obstante, no hay que olvidar que durante Betancourt, Leoni y Caldera (1) existió aquí una guerra de guerrillas, operaban varios frentes guerrilleros, todos alimentados por Fidel Castro. La prueba evidente de que Cuba era la financista y promotora de aquellos grupos fue el caso Machurucuto. El contingente que venía a auxiliar a la guerrilla en la montaña del Bachiller, fue descubierto y hasta murió un militar cubano. El general Ochoa, que luego fusila Fidel Castro,  estuvo en un frente guerrillero en Falcón con Douglas Bravo. Así que fue algo sumamente difícil, sin embargo pudimos salir de eso. Al punto de que destacadísimos líderes guerrilleros fueron ministros en los gobiernos de la democracia.

_  Conviene mencionarlos para las nuevas generaciones que no conocen sino este desencuentro…

_ Germán Lairet fue descubierto con traje militar en El Porteñazo y luego fue Ministro del Trabajo de Carlos Andrés Pérez; también embajador en Yugoslavia y Uruguay.  Teodoro Petkoff fue ministro en el segundo gobierno de Caldera. Pompeyo Márquez también lo fue en ese gobierno los 5 años. Manuel Quijada, igualmente descubierto portando uniforme en El Porteñazo, fue ministro de Luis Herrera. Es decir, que a pesar de una guerrilla tan prolongada y que generó tantos muertos, como no se sembró el odio que se ha sembrado ahora, fue posible superar todo aquello. Se terminó facilitando una salida pacífica a un conflicto largo y complicado.

_  No sólo porque no se sembró odio, sino porque los gobiernos no fomentaban los atentados contra la sociedad, sino que los perseguían y castigaban. La “guerrilla” de hoy son las mafias, los pranes, el malandraje y sin el factor ideológico que animaba a la guerrilla…

_   El gobierno está propiciando que aquí se produzca una matazón.

“Venezuela, sin duda alguna, está al borde de una hambruna”.

“Venezuela, sin duda alguna, está al borde de una hambruna”.

SISTEMA CUBANO

_  ¿No es absurdo que un gobierno pretenda eso?

_  Son gente sin visión histórica, para empezar. Son unos totalitarios mecánicos, ni piensan ni razonan. Las doctrinas y los sistemas hay que adaptarlos a los tiempos y las circunstancias. Rígidamente aplican en Venezuela el esquema cubano. Y se les pasó el tiempo. Ya Cuba se sacude esa camisa de fuerza pues pragmáticamente están acusando el agotamiento.

_  Volvamos a la transición ¿cómo se la imagina?

_  Depende de cómo se produzca el cambio. Aquí no es descartable nada. Si los militares, que hoy tienen la fachada de Maduro, resuelven asumir la conducción del país tendrán que decidir entre un gobierno intransigente y brutal o facilitar un tránsito, que creo es lo que prevalecerá. En el peor de los casos, la situación está tan grave internamente y el contexto internacional -tanto interamericano como mundial- es tan adverso que estoy seguro de que los militares actuarían con más inteligencia y realismo que Maduro. Pero la situación está tan deteriorada que una Junta de Gobierno es también una alternativa a considerar, presidida por un civil, alguien independiente que haga un gobierno de transición. Las circunstancias obligarán a encontrar la figura.

_  ¿No es muy triste en el caso de alguien quien, como usted, arriesgó tanto por la libertad, ver ahora el panorama que asola a la democracia venezolana?

_  Claro. Yo estuve 4 años preso con Pérez Jiménez, de 1950 al 54 completicos. Antes había estado en la clandestinidad, siendo un muchacho. Aquí puede estar planteado hasta eso, una nueva resistencia, en otra forma, con otros mecanismos, pero una resistencia, si es que esto no se derrumba como creo yo que va a suceder.

_  ¿Cómo sería una resistencia hoy?

_  Me refiero a que deberá ser del país entero, no será de partidos ni de dirigentes políticos. Los gremios, los estudiantes, los trabajadores, todo el mundo se movilizará contra la dictadura.

_  Ahora ocurre, sólo que más que resistencia la protesta es por subsistencia…

_  Sin coordinación.  Pero eso llegará. Hay que obligar a los líderes de oposición a que sean sensatos y realistas: primero está el sufrimiento del pueblo, después sus proyectos políticos personales. Ya habrá tiempo para las aspiraciones presidenciales, que son aspiraciones legítimas pero que hay que administrar con inteligencia y, sobre todo, sin impaciencia. Hoy la prioridad es otra. Aquí un gobierno de una persona dura un mes. Lo tumban, se cae, se derrumba. Lo que procede es un gobierno de concertación que habrá que diseñar. Aquí hay una federación de mafias sin escrúpulos de ninguna naturaleza, enriquecidas escandalosamente, que manejan recursos inmensos. Por eso, además de coraje hay que tener mucha habilidad.

_  ¿Cómo ustedes pudieron acabar con una dictadura cruel como la de Pérez Jiménez en 10 años y aquí ya tenemos 17 parados en la misma esquina?

_  Mientras Chávez expropió 5 millones doscientas mil hectáreas en plena producción, más la mitad del parque industrial, lo dejamos hacer. Esto de hoy es obra de Chávez. Un desastre total. Quebró empresas, acabó con la agroindustria, subordinó los poderes, desmanteló las fuerzas militares. La oposición despertó tardíamente. Aquí no ha habido resistencia. Aquí se ha perdido mucho tiempo.

_  ¿La Asamblea Nacional?

_  Ha dado una buena pelea. El país lo reconoce. Creo que el prestigio de los diputados está intacto. Aunque lo que aprueben no sea acatado por el Ejecutivo y el TSJ lo descalifique. El prestigio de la Asamblea está intacto. Eso es lo importante.

_  ¿Se recupera el tiempo perdido?

_ La tarjeta de votación del 6D tenía los ojos de Chávez. La idea era que cada votante se sintiera vigilado por Chávez…y la gente votó contra el gobierno.

 

Artículos relacionados

3 Comentarios

  1. Franklin said:

    Sabias palabras de quien fue presidente interino y fue sustituido en un segundo golpe de estado por “los náufragos” de que hablara CAP y divulgara Mirtha Rivero. Aclaro: nunca fui adeco. pero al César lo que es del César.

  2. José Piña said:

    año 1989, del 27 de febrero al 4 de marzo, hubo miles de muertos el Valle de Caracas producto de las balas disparadas por nuestros soldados, ordenadas por el general Alliegro q a sus vez cumplía órdenes del presidente CAP…La pregunta és: ¿por qué en ese entonces la OEA no dijo nada? Porqué no se invocó la Carta Democrática?

  3. Oswaldo Jesús Freites said:

    Excelente entrevista de Macky Arenas al Dr. Octavio Lepage, democrata a carta cabal a quien tuve la oprtunidad de verlo y estrechar su mano hace ya bastante tiempo, de él recurdo su libro Rómulo Betancourt, un pensamiento en acción. Hombre como el Dr. Lepage es que necesitamos hoy para enfrentar a esta banda civico-militar narco comunista que han convertido e Venezuela en un Estado Fallido y Forajido….

Los Comentarios han sido cerrados.

Top