DESCENTRALIZAR PARA RECONSTRUIR

¿Cómo pueden democracias más recientes que la nuestra como la de Portugal, España, Brasil, Argentina o Chile, llevar a cabo procesos de desarrollo sostenidos y con niveles de vida satisfactorios para sus ciudadanos?

Las amargas experiencias militaristas sufridas por estos países obligaron a todas las fuerzas políticas a mantener acuerdos fundamentados en la autonomía de los poderes públicos y a establecer límites constitucionales para el sector militar.

Las lesiones históricas dejadas por anteriores regímenes extremistas enseñaron a los partidos y a las fuerzas sociales de estos países que sin estabilidad política no puede haber desarrollo y que por ende los ciudadanos no pueden tener calidad de vida. Es así como estos partidos políticos, de distintas tendencias ideológicas, fueron obligados por las circunstancias a llevar a cabo alianzas en beneficio de la estabilidad del sistema democrático adoptado.

descentralizacion

Sin embargo, creemos que la experiencia venezolana actual ha sido necesaria y suficiente para que la sociedad y la dirigencia política entiendan que los cambios de las realidades comienzan por los cambios de las mentalidades.

En primer lugar, entender que el país requiere combatir la impunidad a través de la implementación de una nueva institucionalidad en las dependencias estatales: las normas deben ser cumplidas y para ello los partidos deben delimitar el acompañamiento a las gestiones públicas; estos son mediadores entre los ciudadanos y las mismas y no responsables de su ejecutoria.

Se debe modernizar el acceso a los servicios y evaluar de forma permanente los procesos relacionados: es necesario que por vía constituyente sean reconstruidas las estructuras del Estado, a fin de profundizar la descentralización, que se estancó a finales de 1990 y permitió a las regiones hacer uso de su potencial económico y capacidad gerencial, logrando que algunas entidades experimentaran ciertos niveles de desarrollo, como es el caso del estado Carabobo, que durante el mandato de Henrique Salas Römer (1990-1996) realizó una gestión de referencia en sectores como la educación, la salud y el deporte, siendo replicada a nivel nacional y manteniéndose vigente como el modelo de descentralización que necesitamos promover y construir hacia un nuevo proyecto de país.

En este sentido, consideramos necesaria la reconfiguración del poder en Venezuela, a partir del desarrollo de las regiones y de los municipios, lo cual permitirá la aparición de nuevos actores políticos y el fortalecimiento de las estructuras de los partidos, de donde saldrán los futuros titulares de la Presidencia de la República, cerrando el paso a las imposiciones centralistas o a la aparición de personajes con proyectos radicales y demagógicos. Finalmente, es vital que para el logro de estos objetivos se implante un nuevo modelo de servicio público en el que la trasparencia sea el eje central de estos procesos para construir una democracia eficaz, con recursos públicos administrados de forma eficiente, siendo este el camino que nos lleve de forma más certera hacia la recuperación económica del país.

Tomado de WWW.ELIMPULSO.COM

 

Artículos relacionados

Top