HAY DINERO, FALTAN DELANTEROS

Para el área deportiva del Barcelona es difícil encontrar un atacante que quiera ser suplente de Messi, Neymar y Suárez

Juan I. Irigoyen

En enero pasado, Luis Enrique reclamaba un delantero para su Barcelona. Hasta lo hacía hasta públicamente, un gesto curioso en el asturiano que no suele ventilar sus deseos. “El mercado no terminó, todavía espero a los Reyes Magos”, soltó, entonces, el técnico del Barça, que rogaba por Nolito. El presidente azulgrana, Josep Maria Bartomeu, explicó hace una semana lo que se sabía hace meses, el porqué no le pudo dar el gusto a su preparador. “No lo pudimos fichar porque el ratio de la deuda no podía ser superior al límite impuesto en los estatutos”, reveló Bartomeu.

luis-suarez

Hace tiempo que en la directiva del Barça son muy prudentes a la hora de abrir la caja. Y, en enero, la vicepresidenta económica, Susana Monje, aconsejó no realizar ningún fichaje para no alterar el equilibrio financiero del club. El Celta pedía 18 millones por Nolito, el Barça los tenía pero no se los podía gastar.

Un semestre después, el Barcelona vuelve a la normalidad. Con el balance de la temporada 2015-2016 prácticamente cerrado, el Barça abre las arcas como cada verano. “Los 60 millones de euros que tenemos para fichar son inalterables. En promedio, en los últimos años, nunca nos hemos pasado de esa cifra. Un verano podemos gastar más, otro menos; pero siempre el club, desde lo económico, puede cumplir con las exigencias del área deportiva”, explican desde la directiva azulgrana. En las últimas cinco temporadas, el Barcelona incorporó jugadores por 398 millones y vendió por 145. Un saldo de 253, que da una media de 50 millones de inversión en futbolistas por año. “Esta temporada, si el equipo necesita fichar un jugador por 100 millones, el club los tiene”, advierten desde el área económica.

Ahora el dilema del Barcelona ya no es el dinero. El problema para el director deportivo es que, a pesar de que parece muy tentador jugar en el Camp Nou, ningún jugador quiere mirar desde el banquillo como Messi, Neymar y Luis Suárez monopolizan el ataque del equipo de Luis Enrique. El curso pasado el charrúa jugó el 85% de los minutos; el brasileño, el 79%; y el argentino, el 76%. Mientras que los suplentes ni alcanzaron el 30%. Sandro disputó el 15% de los minutos y Munir participó en el 29%.

“Hay operaciones que no podemos abordar en ningún momento. Hay jugadores que muy buenos en sus equipos, pero que su situación en el Barça sería distinta, no favorable. Estos futbolistas no aceptan venir porque su rol en el Barcelona cambiaría muchísimo”, explicó el director deportivo, Robert Fernández.

Monopolizan los minutos

Ya le pasó a un campeón del mundo como Pedro en su última campaña en el Barça. El canario se fue rumbo a Stanford Bridge después de una temporada en la que el trío de ataque no le dejó ni las migajas. En la temporada 2014-2015, una vez que a Luis Suárez se le terminó la suspensión de la FIFA (en octubre) los delanteros sudamericanos de adueñaron del ataque: Messi (94%), Neymar (76%) y Suárez (65%); Pedro, en cambio, se quedó en el 40%.

En el Barça interesa Luciano Vietto —“tiene muy buenas condiciones y prestaciones”, aseguró Fernández—, pero en el Atlético no les convence la idea de reforzar a un rival y la opción sería una cesión porque, además, al delantero no le interesa hipotecar su futuro. Para Robert Fernández es “profundamente” difícil encontrar un delantero que le cuide las espaldas a la MSN. Y eso que ahora tiene dinero.

Tomado de El País

 
Etiquetas , ,

Artículos relacionados

Top [GTranslate]