RESULTADOS NEGATIVOS “CANTADOS”

La crisis que estamos padeciendo los venezolanos fue “cantada” hace algunos años, desde la época en la cual Chávez estaba vivo; Maduro la hereda y profundiza el nivel de sacrificio de las grandes masas venezolanas. Un modelo fracasado donde quiera que ha sido aplicado y cuyos restos están ejemplificados en la dictadura cubana. Los Castro, 50 años después, buscan aceleradamente sacar del atolladero al que llevaron a la isla caribeña y pactan con el “enemigo externo” y eterno rival: los Estados Unidos.

Chávez se empeñó en imponerle a una mayoría de electores ese fracaso que ahora trata de ocultar Maduro quien se comporta como la imagen de los tres monitos que ni oyen, ni ven, ni escuchan; por tanto no pueden esperarse resultados en positivo, y menos aun cuando el factor que se maneja como opción es uno fracasado.

monos-sabios

En los últimos estudios de opinión se recoge el malestar de la mayoría de los venezolanos: entre un 84% y un 95% consideran que la situación del país se ha agravado. No son cifras de ninguna encuestadora en especial, todas concluyen, con muy ligeras variantes en que existe un profundo malestar que provoca protestas en las colas en diferentes centros poblados del país que son reprimidas con saldo de heridos y de fallecidos. Tampoco es casualidad que un porcentaje de los seguidores del chavismo se rebele contra la incapacidad, la ineficiencia: el desprestigio de Maduro es tal que 50% del oficialismo desconfía de él.

La Nación se desangra y se hunde en el pantano en el cual se encuentra, conducida erráticamente por este aprendiz de dictador, con la ayuda de una cúpula militar corrupta que quiere convertir a la fuerza armada en una fuerza policial, degradando su institucionalidad.

La MUD está proponiendo un referendo para revocar el mandato de Maduro, iniciativa que a través de sus cuatro comadres del CNE trata de entorpecer, de cerrar esa válvula de escape.

Los demócratas del mundo se están dando cuenta de la magnitud de la crisis venezolana y sus efectos en el deterioro de la calidad de vida de nuestros compatriotas. Las soluciones a las crisis también están “cantadas”: no serán fáciles, se necesitará un gobierno de unidad nacional, incluyente, que unifique y pacifique el país. En este sentido, solicitamos la libertad plena del alcalde metropolitano Antonio Ledezma con motivo de cumplirse 500 días de su secuestro.

Venezuela tiene futuro, hay que lanzar mensajes de esperanza porque saldremos de esta crisis y recuperaremos la democracia y la República civil.

 
Pompeyo MárquezPompeyo Márquez

Artículos relacionados

Top