EL TRIDENTE LETAL DE LOS CACHORROS

Marly Rivera

Los Yankees de Nueva York desmantelaron por completo al que era considerado el mejor bullpen en todas las Grandes Ligas tras canjear a Aroldis Chapman a los Cachorros de Chicago y a Andrew Miller a los Indios de Cleveland.

Con la llegada de Chapman a Chicago, la meta de los Cachorros es asemejarse a lo que era llamado el “monstruo de tres cabezas” que llevó a los Yankees, un equipo con una ofensiva que ha dejado mucho que desear, a tener un excepcional récord de 43-2 al tener la ventaja después de siete entradas.

“Era algo increíble ver a esos tres muchachos uno detrás del otro”, admitió el relevista dominicano Pedro Strop, quien se anticipa estará ahora a cargo de la séptima entrada con el cerrador venezolano Héctor Rondón siendo trasladado al rol de preparador de mesa.

tridente

“Pero creo que la oposición de nosotros también podrán sentirse un poco aturdidos cuando vean que vienen Strop, Rondón y Chapman. No es lo mismo, pero estamos contentos con la profundidad que tiene nuestro bullpen”.

“Yo pienso que sí, podrías ser ese 1-2-3 automático, aunque somos diferentes tipos de pitchers”, ofreció por su parte Rondón. “[Betances, Miller y Chapman] son pitchers que ponchan mucho. Nosotros somos más pitchers de lanzar más strikes y los bateadores hacen swing rápido. Sacamos innings rápido. Tenemos un chance de ser mejores, a lo mejor no tanto ponchando, pero quizás con mejor efectividad o sacando outs rápido. Lo más importante es sacar los innings lo más rápido posible”.

En la historia de las Grandes Ligas, sólo seis equipos han tenido a dos relevistas con 100 ponches o más en una sola temporada. Los Yankees fueron uno de esos equipos el año pasado, con 131 abanicados por Betances y 100 por Miller. La temporada 2015, sólo tres relevistas consiguieron 100 ponches o más en Grandes Ligas: Betances, Miller y Chapman.

Es evidente que el enfoque de Chicago, al igual que el de Cleveland, fue que no había un cuerpo de relevistas en Grandes Ligas que no mejoraría mediante la adición de uno de esos excepcionales brazos, sin importar el costo.

Fue así como tras el canje finalizado el martes pasado, los Cachorros colocaron a Chapman en el puesto que le había pertenecido todo el año a Rondón.

“Es una adquisición muy importante porque todos sabemos lo que puede hacer Chapman en el noveno inning”, señaló Strop. “Estábamos bien con el trabajo que Rondón estaba haciendo, pero cualquier equipo quisiera tener a Aroldis Chapman en su bullpen ayudándolo a llegar a lo que todos queremos que es la Serie Mundial”.

Rondón explicó a ESPN Digital que en ningún momento vaciló al pedírsele que se trasladara al octavo inning con la adquisición de Chapman como taponero, de la misma manera que sucedió con Miller cuando el “Mísil Cubano” fue adquirido por los Yankees.

Lo más importante para el venezolano fue centrarse en tratar de imitar la fórmula ganadora que utilizaron los Kansas City Royals en su clasificación a los últimos dos Clásicos de Otoño, y la cual resultó en un campeonato de Serie Mundial el año pasado, el contar con un bullpen intimidante.

Tomado de Espn Digital

 
Etiquetas ,

Artículos relacionados

Top