De Paul Pogba a Cesc Fàbregas
LAS RECOMPRAS MÁS CARAS DE LA HISTORIA DEL FÚTBOL

Camille Batchir

La vuelta de un jugador a su casa suele ser un motivo de orgullo para el club. Sin embargo, a veces los equipos se gastan (mucho) más de lo deseado. Aquí, algunos ejemplos:

La vuelta de Pogba al Manchester United (120 millones de euros). Recién fichado por el Manchester United, Paul Pogba es sin duda la operación financiera más ruinosa de todos los tiempos para un club de fútbol. El centrocampista francés ya pertenecía al mítico club inglés hasta agosto de 2012, antes de irse libre a la Juventus de Turin. Tras cuatro temporadas de alto nivel con los ‘bianconeri’, el Unitedha ofrecido 120 millones de euros al conjunto italiano para recuperar al crack francés. Una cantidad de dinero nunca desembolsada hasta hora para un jugador de fútbol.

pogba

Nicolas Anelka con el PSG (33,8 millones de euros). A finales de los años 90,NicolasAnelka también fue una de las peores operaciones económicas de la historia del fútbol. ¿La victima? El Paris Saint Germain. El club de la capital francesa le vendió por 700 000 euros al Arsenal en el mes de febrero de 1997. Tres años después, mientras Anelka se había ido al Real Madrid, el PSG le “repescó” por la friolera de 34.5 millones de euros.

Mats Hummels con el Bayern de Munich (30,8 millones de euros). Formado en la cantera del Bayern de Munich desde los seis años, MatsHummels costó, no obstante, mucho dinero al club bávaro. Fichado por el Borussia Dortmund en 2011 por sólo 4,2 millones de euros, el central alemán volverá en su club formador por 35 millones de euros, cinco años tras su salida.

Cesc Fàbregas con el Barça (30,8 millones de euros). Criado en la Masía desde su infancia más tierna, Cesc Fàbregas también fue una de las recompras más ruinosas de la historia futbolística. El centrocampista se fue del Barça en 2003 por 3,2 millones de euros para comprometerse con el Arsenal. Ocho temporadas tras su marcha del equipo catalán, su club formador pagó 34 millones de euros para rehacerse con los servicios de su canterano, o sea un lucro cesante de 30,8 millones de euros para el conjunto azulgrana. Sin embargo, el Barça lo compensó tres años después vendiéndole al Chelsea por 33 millones de euros.

@Camille_Batchir

 Tomado de Marca.com

 
Etiquetas ,

Artículos relacionados

Top [GTranslate]