DAVID DAHL HACE HISTORIA CON LOS ROCKIES

david-dahl-pred

Eduardo de Paz

Colorado Rockies está en una situación realmente extraña, lejos de los dos grandes de la división en la lucha por el campeonato pero no lo suficiente como para tirar ya la toalla y empezar a pensar en la próxima temporada. Y es que a cuatro partidos de la última posición de acceso al partido de Wild Card, los de Denver tienen que echar toda la carne en el asador en su intento de poder acceder a la postemporada.

david-dahl

El 25 de julio subían al primer equipo a David Dahl, un joven exterior izquierdo de 22 años al que ya habían invitado a los entrenamientos de primavera y que estaba haciendo estragos en Albuquerque Isotopes, el equipo de Triple A afiliado a los Rockies, en el que estaba bateando con un estratosférico promedio de .484 y un slugging de .887, consiguiendo prácticamente un imparable de cada dos veces que acudía al cajón de bateo. De ellos 5 fueron home runs y consiguió impulsar, además, 16 carreras para su equipo. A pesar de que por entonces sólo llevaba dieciséis partidos en AAA y que la mayoría de su carrera la había realizado en ligas de nivel inferior, estos números convencieron a la gerencia de Colorado de que quizás Dahl fuera el hombre que necesitaban para pelear por la última plaza que les diera acceso a jugar en octubre.

La reacción del jugador de Birmingham no ha podido ser mejor, consiguiendo un hit como mínimo en cada uno de los partidos en los que ha jugado e igualando una marca instaurada en 1941 cuando Chuck Aleno estableció en 17 el número de partidos consecutivos con un hit por parte de un jugador novato. Aún tuvo opciones de quedarse con el registro en solitario, pero en el primer partido de la serie contra los Phillies el bueno de Dahl no fue capaz de conseguir conectar su bate con la bola (siendo ponchado hasta en tres ocasiones), poniendo así fin a su racha de imparables consecutivos pero inscribiendo para siempre su nombre en los registros de la MLB. Bueno, para siempre no, solo hasta que otro jugador sea capaz de iniciar su carrera en las mayores de la misma forma, aunque sí han tenido que pasar 75 años para que alguien lo consiguiera quizás ninguno de los que hoy estamos aquí veamos ese récord superado.

Está claro que los de Colorado tienen muy buen ojo con los novatos, no en vano la gran estrella del principio de temporada fue el también novato Trevor Story, que consiguió mandar siete bolas por encima de la valla en los seis primeros partidos que disputó como jugador de las mayores. Y es que la potencia con el bate de los jugadores de Denver es incuestionable, liderando la Liga Nacional en carreras conseguidas, hits, carreras impulsadas, porcentaje y slugging. El problema para ellos viene del montículo, en donde están a la cola en estadísticas como ERA, WHIP, hits concedidos, carreras concedidas o strikeouts. Ninguno de sus pitcher titulares tienen una ERA inferior a 3, superando el 5 en más de un caso. Sí, está claro que los Rockies consiguen muchas carreras, pero también conceden demasiadas y mientras no mejoren ese tema van a tener muy complicado jugar en octubre.

Tomado de As Deportes

 
Etiquetas ,

Artículos relacionados

Top