LOS TOMATES Y SUS BENEFICIOS

Conocemos los tipos de tomates y sus principales propiedades nutricionales. En el mercado aprendemos a comprarlos y conservarlos en casa

Sara Cuesta Torrados 

¿Qué son los tomates, frutas o verduras? La controversia a este respecto viene de lejos, en concreto, se remonta a 1887 cuando se aprobó una ley en EEUU que asignaba impuestos a las verduras pero no a las frutas. Mientras los campesinos decían que los tomates eran frutas para no pagar, el gobierno alegaba que al servirse en ensalada y no como postre se trataba de una hortaliza, con el objetivo de cobrar.

Los campesinos eran los que estaban en lo cierto. Aunque incluso en la actualidad es muy habitual que se confunda con una verdura u hortaliza, el tomate es claramente una fruta: es el producto del ovario de una flor y tienen semillas en su interior, al igual que las frutas y a diferencia de las verduras, que no tienen.

tomate

Desde que llegaron a Europa, tras el descubrimiento de América, los tomates se han convertido en un producto fundamental de la comida mediterránea. Los hay de diferentes tipos, entre los que cabe destacar: el tomate en rama, tomate cherry (más afrutado), tomate kumato o negro (más ácido), tomate pera (ideal para conservas), tomate canario (de sabor algo más dulce), tomate verde (que es el más común para ensaladas) o tomate Raf (muy apreciado por su calidad y sabor).

Composición

Se trata de uno de los alimentos más ricos en licopeno, un carotenoide al que se le adjudican una gran variedad de beneficios sobre la salud humana. El tomate es asimismo un producto fundamental a la hora de hacer dieta por su bajo contenido en grasas y calorías.

Es además, una fuente muy rica de vitaminas y minerales como el potasio, el hierro y las vitaminas A, K y C. En concreto, un tomate nos aporta cerca del 40% del requerimiento diario de vitamina C.

Benificios

– Es un gran antioxidante natural gracias al licopeno disminuyendo el riesgo de dolencias prostáticas y el cáncer.

– Gracias a sus vitaminas y minerales ejerce un efecto protector contra enfermedades cardiovasculares, mejora la salud de los ojos gracias a la vitamina A y previene la hipertensión.

– Protege el corazón, ya que se ha demostrado que disminuye los niveles de colesterol LDL y los triglicéridos en la sangre.

– El ácido cumárico y el ácido clorogénico presente en los tomates, contrarrestan las nitrosaminas que se encuentran en el cuerpo de los fumadores.

– Y su consumo diario nos protege contra los rayos UV y nos ayuda a disolver cálculos biliares.

Contraindicaciones

  1. Si los tomates se comen muy verdes pueden resultar tóxicos.
  2. Por su acidez, es mejor evitarlo cuando se sufren llagas en la boca ya que acentúan el dolor y cuando se padecen alteraciones en el aparato digestivo como reflujo esofágico, acidez de estómago o úlceras estomacales.
  3. Aquellas personas con alguna patología renal aguda o crónica, deben restringir el consumo de tomates por su elevado contenido en potasio

 

Tomado de la Cadena SER

 

Artículos relacionados

Top