Para comprar la canasta básica familiar se necesitan 30,9 salarios mínimos
LA CRISIS HUMANITARIA AMENAZA CON DESHACER AL PAÍS

militares-rodo-pred

RODÓ EN LA BARRA…!
BUENAVENTURA NORIEGA (BUENO)
abcbuenaventura@gmail.com

COCUY DE PENCA PARA CONTROLAR LA GLICEMIA

Estamos bien jodidos y con un gobierno endeble que quiere quedarse.

En esta encrucijada de mi vida yo, Buenaventura Noriega, no consigo las medicinas que me recetó la endocrinólogo para controlar mi glicemia. Tampoco las tiras reactivas ni las lancetas para conocer mis niveles de azúcar. Así como yo, se encuentran miles de compatriotas que sufren distintas enfermedades, incluso la peor: el cáncer.

La crisis del sistema de salud es demasiado evidente, aunque estos malandrines se nieguen a recibir ayuda humanitaria internacional, para ocultar al mundo las dimensiones de la tragedia, a la que se suma una escasez espantosa de alimentos y su encarecimiento hasta por las nubes.

Estoy en el club de bolas criollas echándome uno “palos” de cocuy de penca, atendiendo instrucciones de mi carnal Serapio Rea, quien me recomendó que “es lo mejor para quemar azúcar”. Quiero pasar el rato sin preocupaciones, en total relax y, ojo, tampoco quiero recomendar el cocuy para controlar la diabetes. Lo que sí pudiera decirles, amigos lectores, es que el güisqui sí tiene esas propiedades, pero evitando cantidades exageradas.

Lo comprobé más de una vez cuando tenía los implementos y recursos para comprarlos. Al día siguiente tenía la glicemia baja, pero eso sí, sin abusar de la comida. Lo cierto es que tomo un sorbo de cocuy, pero cómo no recordar el Janumet de 50X1000 el cual tuve que bajar después a 50X500 más un Glucofage de 500, cuando se conseguía. Tampoco se consigue Sitaglis de 50X500 o Trajenta.

HONOR DIFUSO - Vladimir Padrino López tiene que saber de las actuaciones de guardias nacionales asaltando camiones cargados de alimentos. Por eso extraña que insista en militarizar la producción y comercialización de los productos, poniéndolos a cargo de 18 generales de su confianza. La mafia de las alcabalas, del mercado de mayoristas, en la frontera con Colombia, son ejemplos vivos de la corrupción militar. ¿Hará falta ver más?

HONOR DIFUSO – Vladimir Padrino López tiene que saber de las actuaciones de guardias nacionales asaltando camiones cargados de alimentos. Por eso extraña que insista en militarizar la producción y comercialización de los productos, poniéndolos a cargo de 18 generales de su confianza. La mafia de las alcabalas, del mercado de mayoristas, en la frontera con Colombia, son ejemplos vivos de la corrupción militar. ¿Hará falta ver más?

Lo cierto es que Nicolás I y Diosdado y su cofradía de malhechores pretenden hacer creer que todo es mentira, que son inventos de la derecha, de los empresarios o del imperio. No señor. ¿Será que tendremos que morirnos para que nos crean?¿Acaso no les basta con la muerte de Aníbal Chávez, hermano menor de Hugo Rafael,a quien lo despachóuna salmonelosis por falta de medicamentos contra la bacteria? La señora Elena entre sollozos culpó al gobierno de Maduro, pero rápidamente todo se tapó.

Los demás pensamos que “si esto le ocurre a un Chávez, qué podemos esperar para nosotros”. Por mi parte, la noche anterior tuve una conversación seria con Brunilda. Le advertí que si llegara yo a morir que no enterrara mi cuerpo en un “Biocofre”. No es que esté en contra del emprendedor larense Eligio Ángulo, inventor de este nuevo ataúd de material reciclable. “La crisis acabó los féretros de madera y de latón. Los muertos de esta dictadura que han querido disfrazar, serán sepultados en urnas de cartón y creo que yo, el amigo de ustedes, el bailarín y jodedor Buenaventura, merece algo mejor. Solo espero que cuando Dios disponga de mí, ya no estén por aquí los rufianes que desangraron a Venezuela.La crisis amenaza acabar con el país que conocimos”.

“EL CUARTETO DEL TERROR” TIENE EL JUEGO TRANCAO

Quienes tienen el juego “trancao” son Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Jorge Rodríguez y Tarek el Aissami, dijo de repente Eleuterio Escolástico Echeto con cinco “palos” encima. “Están embarcados en una odisea que ni ellos mismos saben cómo van a salir de ella. Tratan de entorpecer la ruta del referendo revocatorio, no quieren las elecciones regionales y acaban de “poner la torta” -por no decir otra cosa- con la llamada Toma de Caracas que rebasó su entramado de represión y de violaciones a los Derechos Humanos”, añadió el espía cojedeño. Dijo que arremetieron contra las personas en todas las rutas hacia la capital y en la misma Caracas, pero el pueblo les dio una lección al enfrentar con decisión las bajezas de un gobierno desquiciado por el rencor que siente hacia la gente por abandonarlos y por su monolítica decisión de cambio. “Este “cuarteto del terror” que desató una cacería entre los trabajadores de la administración pública, que sacó bajo engaño a Daniel Ceballos de su residencia para llevarlo a la Penitenciaría General de San Juan de los Morros, que han intentado agredir a Henry Ramos en las calles del país, a Capriles Radonski, y que mantienen tras las rejas a Leopoldo López, algún día tendrá que pagar sus desmanes. Deberían recordar el reinado de Pedro Estrada quien con represión sustentaba a Pérez Jiménez en el poder. Cuando vio la cosa mala se “pintó de colores” y lo demás es historia. Pérez Jiménez cayó el 23 de enero, y el “chacal de Güiria”más nunca regresó a Venezuela.

LOS APUROS DE NICOLÁS

Maduro se aprieta con sus “tres amigos”. Lo salvaron en aquella reunión ampliada del PSUV. Pancracio Arteaga arruga la cara al tomarse el primer trago, pero inmediatamente retoma la conversación. “Ese día Arias Cárdenas y otros gobernadores militares, alcaldes y dirigentes regionales idearon plantear a la Oposición la salida de Nicolás I junto a los parlamentarios pesuvistas, y convocar a una mega elección para elegir nuevo presidente y nuevo parlamento. Diosdado, Jorge y el Aissami botaban espuma por la boca y boicotearon la reunión. Pero te digo una vaina, Buenaventura, la mayoría estaba de acuerdo con el planteamiento. Pero aflojaron ante las arremetidas de los energúmenos”. El reloj sigue marcando las horas, digo yo.

NOTI RÁPIDAS

PENA LARGA. Le espera a los sobrinos presidenciales Efraín Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas. El fiscal neoyorkino Preet Bharara está esperando informe de Google y Apple para conocer todo lo que guardan en sus memorias sus celulares. Bharara también investiga quién subvenciona el costoso bufete que los defiende. Hablan de pena máxima.

PLAGIO EN EL TSJ. Algunos magistrados express y no express del TSJ tendrán que rendir cuenta por la documentación falsa con la cual fueron favorecidos en los concursos. Se esperan documentos de universidades españolas que no favorecen a la presidente del TSJ, señaló Eutimio Eudoro Achique.

JOYAS ROJAS. El teniente coronel Darny Francisco Fortuoul Ochoa es acusado por la Corte Federal Este de Nueva Yorkde conspirar para despachar droga a Estados Unidos. Vive en Caracas, pero tiene tremenda casa en St. Petersburg en Florida. La otra joya que solicita asilo en EE.UU es Lenin Duarte,uno de los jueces que humilló a Franklin Brito, llevándolo a la muerte.

INFLACIÓN INFERNAL. Mientras los malandros rojos reprimen, acosan a la oposición y llevan a sus dirigentes presos, la canasta básica familiar llegó a 465.034,69 bolívares. Una familia de cinco miembros necesita para adquirirla 31 salarios mínimos para mantenerse.

¡QUÉ BOLAS!A quien cree engañar el gobierno dictatorial de Maduro y Cabello al llevarse preso a Yon Goicoechea, acusándole de cargar explosivos para alterar el orden público, cuando llevaba una mudanza a su casa. Diosdado Cabello dijo, como siempre sin pruebas, que fue entrenado en el imperio.

CUANDO VEAS LA BARBA DE TU VECINO ARDER… La arremetida represiva contradirigentes de Voluntad Popular, tiene en Carabobo a unos cuantos poniendo su barba en remojo.

PAPI-PAPI. José Vicente Rangel hijo, creador de las siniestras zonas de paz, fue a quien llamaron los pranes alzados. Maduro aceptó su mediación y marginó a Fosforito. Rangel- como es su costumbre- vació otros penales para satisfacer a los pranes. Reclamaban más presos para cobrar protección, vender drogas y llevar público a sus fiestas semanales.

 

Artículos relacionados

Top