AL PERRO

En momentos de franco descenso social y cultural, se pueden apreciar ciertas manifestaciones que dejan en evidencia el estado decadente. Una de esas evidencias aparece reflejada en la atención que reciben las mascotas y específicamente los perros. Hace algunas semanas me tocó participar como médico en una caminata para mascotas. Por primera vez en mi corta experiencia como médico prehospitalario, tuve que explicar en más de una docena de oportunidades: “no, no soy veterinario”.

perro

Afortunadamente, dentro de los participantes de la caminata, sólo se contó un lesionado. El simpático Polo que se cortó en unas de sus patas traseras y que gracias a los buenos oficios del paramédico que me acompañaba, pudo recibir los primeros auxilios. Sin embargo, aunque en la intención y previsión de los organizadores estaba incluida la participación de algún veterinario, los simpáticos marchantes no pudieron contar con esa atención.

La comida

Al caminar rumbo al ambulatorio donde atiendo a los habitantes de la zona 6 del barrio José Félix Ribas de Petare, me toca pasar por varios vertederos de basura. Para nadie es un secreto que el problema de la basura en este sector es una verdadera tragedia. Junto a cada vertedero es posible encontrar siempre un buen número de canes. Estos perros, en su mayoría muestran un estado de raquitismo y enfermedad que pueden convertirse en un problema de salud pública.

Los mencionados canes llegan a la basura en busca de algún desperdicio orgánico, sobras, cortes de carne o verduras podridas que puedan servirles de comida. Lo notable del momento que vivimos es que nuestros mejores amigos no llegan a tiempo. Cuando comienzan a husmear en los desperdicios, ya es tarde. Por allí han pasado un buen número de seres humanos que han raspado cualquier resto de desperdicio que pueda utilizarse como comida. Son un sector cada vez más amplio de raspadores de basura que están despojando de su comida al perro.

*Editado

 
José Antonio Gámez E.José Antonio Gámez E.
Etiquetas , ,

Artículos relacionados

Top