EL VECINDARIO HEMISFÉRICO… Y VENEZUELA

Lo que acontece en cualquier país del hemisferio es asunto también de los demás, por muy distante que se esté geográficamente.

Desde Alaska a la Patagonia va nuestro patio más cercano, como americanos que somos. La política y la economía de cada nación están interconectadas con las de sus vecinos, por vínculos que vienen del pasado y otros del presente. Los destinos nacionales se juegan también en los espacios exteriores.

No somos ajenos al entorno global que nos rodea. Para lo positivo o lo negativo. Así, el malestar de unos se puede contagiar al resto, incluso adoptando ideas similares, que reviven perspectivas que creíamos muertas o en decadencia.

america-latina

EE.UU.

Que haya una mínima posibilidad de que el inefable Donald Trump gane las elecciones en Estados Unidos, es cosa de la cual no podemos sustraernos, ni permanecer indiferentes.

Sólo pensar en que un personaje como ése –un chiflado, según el actor Robert de Niro– alcance la presidencia de la potencia más grande del planeta, pone los pelos de punta. Encarna una visión aislacionista, racista y ultranacionalista absurda, perniciosa para todos, lo cual obliga, como lo subrayaba el escritor Enrique Krauze, a contribuir con su derrota.

Perú

En el Perú asumió un nuevo presidente. Pedro Pablo Kuczynski es expresión de una visión fresca y novedosa de la política y la economía. Ganó las elecciones por un tris, en una campaña electoral muy reñida, y tendrá un congreso de mayoría opositora. Por lo que le hemos oído, está firmemente comprometido con la democracia y la defensa de los derechos humanos en la región, lo cual es una buena noticia, particularmente, para los venezolanos. Recibe de Humala una economía con buenos índices y ojalá la coloque aún en mejor posición, habida cuenta de su enfoque moderno de mercado y apertura comercial.

Argentina

El peruano converge con otro gobierno que está expresando esa nueva ola de presidentes suramericanos que surgen como respuesta a la calamidad populista. Mauricio Macri está lidiando con una herencia económico-financiera desastrosa que le dejó la mafia kirchnerista. No la tiene fácil, muchas “bombas” económicas recibió activadas y es blanco de una conspiración enloquecida de los desalojados del poder. Esperamos que el pueblo asimile los ajustes duros pero necesarios, en el entendido de que con perseverancia y paciencia saldrán adelante, y así poder recuperar el tiempo perdido y lograr niveles altos de bienestar. Apostamos a eso desde Venezuela. Macri, asimismo, apunta a la defensa de la democracia, la protección de los derechos humanos y el libre comercio.

Brasil

Brasil es otro país que marcha con serias dificultades. Su economía, antes del impeachment de Dilma Rousseff, ya venía experimentando una fuerte recesión. Según la Cepal, ese país y Venezuela, serán los responsables de la caída del crecimiento del PIB latinoamericano este año. Allí, además, el problema de la corrupción política ha arribado a cotas muy altas, que afectan su desempeño y credibilidad ante el mundo. El gobierno de Michel Temer pudiera abrir paso a un curso de regeneración de la política. En lo económico, pareciera estar haciendo los deberes, y está enrumbado a nuevas elecciones que legitimen a un nuevo liderazgo. En los ciudadanos brasileños está la tarea fundamental de lograr los cambios necesarios

Colombia

Por su parte, Colombia está inmersa en un proceso que ha sido complejo y difícil. La negociación con la narco-guerrilla terrorista FARC ha llegado a un punto de supuesta solución que está siendo cuestionada por vastos sectores de ese país, las encuestas muestran un país polarizado sobre el tema. Los términos del acuerdo no son aceptados por todos. Si bien la paz es un objetivo compartido, el contenido de lo pactado causa áspera polémica y coloca la concreción definitiva de aquella, en duda. Los venezolanos aspiramos a que el conflicto sea resuelto de una vez, ya que para nosotros es vital también. La cercanía puede propiciar tanto cosas positivas como negativas.

Cuba

Cuba aparentemente está en un proceso de transición iniciado hace un año, y que esperamos sea para bien de los cubanos, víctimas de décadas de un régimen totalitario y hambreador. Se han dado algunos pasos importantes y esperanzadores. Sin embargo, aún faltarían muchos cambios. Sólo una apertura a la democracia podrá sacar a ese país de la penuria y la desesperanza. Los pronósticos económicos que se han conocido recientemente no son muy halagüeños, y lo que pudiera suceder allí, si se exacerba la crisis, es una incógnita para cualquier observador.

México

México es hoy el principal país exportador del continente después de Estados Unidos. No obstante, tiene aún tareas sociales pendientes por cumplir. Los problemas de la violencia, el narcotráfico y la corrupción política siguen vigentes. Todo apunta a que habrá un cambio de partido en el gobierno.

crisis

Un entorno complicado

La percepción sobre la efectividad de los entes internacionales hemisféricos no es la mejor. La refundación reiterada de instituciones que duplican esfuerzos es un mal crónico de nuestros países. La OEA debe asumir de nuevo un papel central, para lo cual debe introducir cambios institucionales y normativos. Mercosur y CAN están experimentando crisis estructurales y conceptuales que tienen que ver con su no adecuación a las nuevas circunstancias. La Alianza Pacífico, cuyos resultados están aún por verse, es la organización de integración económica que luce con perspectivas positivas.

Los países del continente deberían ir acercándose más para dar cara a los enormes desafíos de manera concertada, rompiendo con los resentimientos, prejuicios y complejos históricos que han distanciado a las “dos América”. Este desencuentro no tiene más sentido. Nuestro enfoque debería ser en términos hemisféricos, poniendo de lado las visiones aldeanas y excluyentes.

Los organismos especializados advierten que este año será negativo en términos económicos. Hacia el 2020 se volvería a recuperar el ritmo de crecimiento de 1980, lo cual, como dice el BID, exige que se pase de una vez a la acción, tomando medidas (reformas económicas) que permitan pasar estos tiempos difíciles.

En este entorno complicado, Venezuela tiene un reto político adicional: salir lo más pronto posible, de forma legal y pacífica, de un gobierno catastrófico, que ha hundido la economía y pretendido instalar un régimen despótico que no tiene cabida en el mundo de hoy. El hemisferio debe poner mayor y especial atención del drama venezolano por las consecuencias indeseables que su no solución podría tener para todos.

 
Emilio Nouel V.Emilio Nouel V.

Artículos relacionados

Top [GTranslate]