Griezmann ha superado a Falcao como el mejor artillero del Cholo
EL GOLEADOR DE SIMEONE

griezmann-pred

 

Isaac Suárez

No podía ser en otro momento que en vísperas de la Champions cuando Griezmann se enfundara su nuevo traje. No fueron pocos a los que se le habían tomado las medidas, aunque hasta ahora habían sido Falcao y Diego Costa los que con más porte se ajustaban a la talla. Sin embargo desde mañana en Eindhoven ya nadie lucirá como el francés, que estrena nueva etiqueta: el máximo goleador del Atlético en la era Simeone.

Tras el doblete del pasado sábado en Balaídos -el decimosexto desde que hiciera su debut en la Liga con la Real Sociedad-, ya son 59 las ocasiones en las que Griezmann ha celebrado un gol como rojiblanco. Concretamente, una más de las que lo hiciera Falcao, sin ninguna duda el delantero centro que más huella dejó ante el marco contrario desde que El Cholo tomara las riendas del banquillo.

griezmann

Sin embargo, El Tigre ya es historia. Por más que haya precisado más partidos para superar su marca, el delantero francés ya es el que más veces ha hecho saltar en la banda al técnico argentino. Por ahí se explican las recientes palabras de Simeone en las que apuntaba que el único titular indiscutible en la vanguardia del equipo se trataba de Antoine.

Los números de Griezmann cobran más valor por su posición en el campo. Sin ser un 9 puro ni mucho menos, el atacante galo generalmente acaba encontrando el camino hacia el gol gracias a su talento. Por eso colecciona dianas de todos los colores y en todas las competiciones, salvo en la Supercopa de España, su primer y único título con el Atlético pese a que no vio puerta en los 107 minutos de los que gozó en el doble duelo contra el Real Madrid.

Un total del 42 tantos con el guante que posee por pierna izquierda, cinco con la menos buena, 12 con la cabeza, dos de falta directa y otro par de penalti jalonan su elevación al olimpo de los delanteros del Atlético. Sin embargo, su condición de rey del gol no fue un camino de rosas. Sus inicios, con dos goles en sus dos primeros meses vestido como rojiblanco, más bien se asemejaron a los de sonoros fracasos, con Jackson Martínez y Vietto como recientes ejemplos.

No fue hasta la sexta aparición de Griezmann en la delantera del Atlético cuando pudo celebrar su primera diana. De sabor agridulce, pues si bien suponía su tarjeta de presentación en la Champions -cómo no, tras una asistencia de Koke, en lo que suponía el preludio de lo que serían buena parte de sus 59 goles- no sirvió para nada, pues no evitaría el 3-2 del que disfrutaba el Olympiacos.

La diana de Griezmann tampoco fue un bálsamo para eliminar las dudas que se cernían sobre un jugador por el que el Atlético había desembolsado 30 millones a la Real, pues a las tres jornadas ligueras que se había pasado sin marcar aún sucederían otras siete. Entre medias, otro golito en la manita al Malmoe.

Un ‘hat-trick’ para volar

Cuatro goles -tres en Liga y uno en Copa al L’Hospitalet de Segunda B- fueron el bagaje del francés en los dos meses siguientes. Hasta que la titularidad -en los 23 encuentros anteriores sólo había salido de inicio en 11- en San Mamés, ya a finales de diciembre, le cambió la vida. Con un hat-trick inapelable (1-4) empezaba la era Griezmann.

Lo que en un principio eran sospechas hoy se traduce en 46 tantos en Liga, nueve en la Champions y cuatro en la Copa. La joven promesa que brillaba en una banda de Anoeta se consagró en el Calderón como futbolista total de la mano de Simeone. Tanto, que con Griezmann en el campo se hace más prescindible la figura de un 9. No es fuerte, no arrolla defensas con su envergadura ni es un rematador nato, pero suple el estereotipo de goleador a golpe de genialidad.

Las dos últimas dianas constituyeron el ejemplo más evidente. Sus apenas 175 centímetros de estatura no fueron impedimento para elevarse en dos ocasiones por los aires -en uno de ellas ganando el salto a un central como Cabral- para conectar un testarazo al fondo de las mallas. Porque bajo la menudez del galo se esconde un gran cabeceador. Por increíble que parezca, incluso mejor que Falcao. Palabras mayores apoyadas por datos: mientras el colombiano anotó 11 tantos de esa factura en su campaña y media con Simeone, Griezmann ya ha celebrado 12.

Tras las exhibiciones individuales de Radamel en el doblete de la final de la Europa League ante el Athletic, el hat-trick en la Supercopa arrebatada al Chelsea o los cinco tantos anotados frente al Deportivo, nadie podía pensar que alguien le arrebataría el trono. Pero por algo Griezmann optó al Balón de Oro.

Radamel hizo 12 dianas a las órdenes de Manzano

Mientras que Griezmann llegó en la campaña 14-15, cuando Simeone ya llevaba dos temporadas y media como técnico del Atlético, el aterrizaje de Falcao fue anterior al del argentino, de manera que también celebró goles a las órdenes de Gregorio Manzano, 12 concretamente, nueve de ellos en Liga. De este modo las cifras totales del colombiano con la rojiblanca son de 70 dianas, 52 en el campeonato doméstico. Su porcentaje, eso sí, es muy superior al de otros artilleros, incluido el 7 actual, y es que Radamel, limitándonos de nuevo a las cifras con El Cholo, salió a un porcentaje superior a los 0,8 goles por partido. Nunca ha vuelto a repetir esas estadísticas, aunque ha pasado desde entonces por Mónaco, en dos etapas, Manchester United y Chelsea.

Los artilleros del técnico rojiblanco

  1. Griezmann 59 – 109
  2. Falcao 58 – 71
  3. Diego Costa 56 – 96
  4. Raúl García 36 – 148
  5. Koke 22 – 235
  6. Mandzukic 20 – 43
  7. Arda Turan 19 – 159
  8. Fernando Torres 18 – 73
  9. Godín 17 – 216
  10. Villa 15 – 47

Jugador – Goles – Partidos*

Tomado de Marca.com

 
Etiquetas ,

Artículos relacionados

Top