LA OEA Y EEUU ARREMETEN CONTRA MANIOBRA PARA RETRASAR EL REVOCATORIO

El jaque decretado por la revolución contra el revocatorio presidencial atravesó el viernes las fronteras de Venezuela para transformarse en un juego de tronos diplomáticos.

El Gobierno respondió con fiereza a los críticos continentales, mientras la oposición continuaba en sesión permanente buscando cómo asimilar los dos golpes bajos aplicados por el Consejo Nacional Electoral (CNE), supuesto árbitro del proceso.

Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) y ex canciller del presidente uruguayo Pepe Mujica, no se amilanó, sabedor del huracán que le llegará procedente de Caracas, y recordó a la revolución el principal enunciado de la Carta Democrática Interamericana: “Los pueblos de América tienen derecho a la democracia y sus gobiernos la obligación de promoverla y defenderla”.

Algo que no está sucediendo en Venezuela, coinciden el propio Almagro, bestia negra del chavismo, y la Unidad Democrática. “El CNE está obstaculizando un derecho constitucional y actúa con claro sesgo político, cercena los derechos [del pueblo]. Es totalmente inadmisible que se pretendan recortar los derechos civiles y políticos a través de interpretaciones tendenciosas del CNE”, disparó el líder de la OEA.

Almagro no se arredró ante la segura embestida chavista y acusó al poder electoral revolucionario de “cambiar arbitrariamente y con manifiesta intencionalidad las reglas del juego. Esta decisión es anticonstitucional”.

El CNE hizo públicas el pasado miércoles unas condiciones leoninas, casi imposibles, para que la oposición pueda recolectar el 20% de firmas del censo electoral (casi cuatro millones) necesarias para llevar a cabo el revocatorio contra Nicolás Maduro. Pero, además, anunció que, de salvar este obstáculo, el referéndum se celebraría el año que viene, con el objetivo de evitar unas elecciones presidenciales que tienen perdidas por goleada, según todas las encuestas. Desde que se iniciara el proceso en marzo, el CNE acumula 120 días de retraso premeditado.

La voz crítica de Almagro se unió a la del Departamento de Estado de EEUU, que alertó sobre una decisión “que priva a los venezolanos de la oportunidad de dar forma al rumbo de su país”. También se expresó en términos parecidos el socialista chileno José Miguel Insulza, ex secretario general de la OEA, quien adelantó que la crisis será mucho mayor si el revocatorio no se realiza este año.

Luis Almagro

Luis Almagro

La canciller Delcy Rodríguez, representante bolivariana en la Asamblea General de la ONU ante la ausencia de Maduro, calificó como una “intromisión inaceptable” las declaraciones de John Kirby, portavoz del Departamento de Estado.

La ministra incluso criticó el sistema electoral estadounidense, donde los “ciudadanos no eligen al presidente directamente, sólo las élites de los colegios electorales tienen incidencia en la democracia”. Jorge Rodríguez, enviado especial del ‘hijo de Chávez’ al CNE para impedir el revocatorio, añadió que “los patriotas no reciben órdenes de ningún gobierno imperial de este planeta, ya queda de parte de la MUD ver si permiten que los EEUU se conviertan en sus dueños y voceros”.

Debate en la oposición sobre el referéndum revocatorio

Mientras el chavismo seguía mirando el mundo al revés, la Unidad Democrática debatía su propia encrucijada: cómo proseguir el proceso revocatorio, convertido en un reto de casi imposible cumplimiento tras las decisiones adoptadas por el poder electoral chavista. En principio, lo hace con “amplísimo consenso” y “sólida unidad”, según su secretario ejecutivo, Jesús Torrealba, un forma muy diplomática de resumir las diferentes opiniones de sus 15 partidos más importantes, reunidos el viernes.

“No podemos decir no juego más”, adelantó Torrealba, quien anunció que el lunes harán pública la “ruta de lucha” y el “repudio y rechazo a las condiciones” del CNE en un gran acto nacional. “Se debe remar en la misma dirección”, añadió Capriles.

Las reuniones continuarán durante el fin de semana, aunque todo indica que la MUD irá a la recolección, pero con presión de calle para intentar mejores condiciones. En este momento, lo que se desea es conseguir apoyo de los distintos sectores sociales para motivar y movilizar a todo el que quiere revocar a Maduro. Las hemerotecas políticas recuerdan sin ninguna indulgencia cómo la oposición antichavista decidió retirarse de las elecciones parlamentarias de 2005, una oportunidad que la revolución no desaprovechó consolidando la toma de todos los poderes.

oea

Pese a ello, los debates confirman visiones muy diferentes. La mayoría, de tendencia moderada, apuesta por insistir en el revocatorio, pese a las condiciones casi inalcanzables, porque está convencida de que la caída de Maduro el año que viene arrastrará a la revolución.

La minoría, más radical, considera que las condiciones son inasumibles y que se perderá el reto. “El día de la recolección podemos hacer la ‘Toma de Venezuela’, que todos permanezcan en los centros hasta que puedan firmar, ¿cómo impedir eso?”, propuso otro dirigente que asistió a la reunión del jueves.

Para Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, la gran pregunta del momento es saber “si la oposición podrá evadir la fractura. Es la decisión más compleja que ha tomado y ninguna será respaldada por todos, en momentos que más necesita unidad”.

Con estas maniobras injustificables, el oficialismo planea desplegar sus obstáculos en los estados pobres del interior que le son más afines, como Apure, Delta Amacuro, Portuguesa, Cojedes o Amazonas. En todos ellos la oposición debe acelerar el proceso de la “manifestación de voluntad” y que sus simpatizantes no sean varados por la ralentización premeditada del oficialismo, como ya sucediera en junio durante la validación del 1% de las firmas.

Y es aquí precisamente donde la Unidad sabe que tendrá que apelar de nuevo a la épica para lograr el 20% de las voluntades. “No es imposible, pero sí una hazaña”, concluyó la ONG Súmate, experta en procesos electorales.

“Se van a llevar una sorpresita en los sectores populares del país”, sentenció Torrealba.

 
Álex Vásquez S.No photo
Daniel LozanoDaniel Lozano

Artículos relacionados

Deja un comentario

Top