COSTO DE LA IDEOLOGÍA

ideologia-pred

El término ideología ha sido objeto de múltiples interpretaciones.

Una muy conocida es la marxista, que demoniza el vocablo, denunciándolo como encubrimiento o divorcio de una realidad conflictiva. Lo que se entiende ordinariamente por ideología, sin embargo, es un conjunto o sistema de ideas, prevalentemente referida a la estructuración y funcionamiento político-social de un conglomerado humano. En este sentido, tanto el marxismo como el liberalismo económico, para mencionar sólo algunos, son ideologías.

ideologia

Todo proyecto societario se estructura, en una u otra forma, como un cuerpo de ideas, que busca organicidad, eficacia y coherencia; léase, como una ideología. Ésta puede permanecer en un escenario conceptual y práctico discreto o también aspirar a encuadrarse formalmente en ámbito filosófico o aún teológico y hasta con pretensiones de universalidad y globalidad. Al respecto, resulta paradójica la conversión del marxismo ateo en una “religión al revés”, por sus postulados de absolutez y perennidad. En todo caso, desde Platón hasta hoy la mente humana ha tenido que vérselas con la relación entre el mundo de las ideas y la mundanidad concreta.

El llamado “socialismo real” (el que se encarnó en la URSS, persiste en Cuba y se trata de imponer en Venezuela) conforma una patente contradicción. Por principio mantiene el primado de lo concreto, material, pero históricamente no ha sido y es sino una camisa de fuerza ideológica, que se ha buscado aplicar a los pueblos, con un resultado inevitable: rotundo fracaso. El desplome (implosión) del bloque soviético, simbolizado en la estrepitosa caída del Muro de Berlín, fue prueba manifiesta de lo inviable de una “dialéctica” al margen del complejo dinamismo de la historia.

Aquí en Venezuela estamos experimentando el fracaso de la ideología Socialismo del Siglo XXI o Plan de la Patria, conjunto marcado por la teoría marxista condimentada con una salsa variopinta (populismo, brujería, pseudoindigenismo, “bolivarianismo”) y acompañado en su praxis por malas juntas (petropolarización, corrupción, milenaria gula del poder y narco intereses) El régimen se empecina en llevar adelante un proyecto históricamente sin futuro, restos del “socialismo real” manejados desde la Cuba castrista.

¿Qué ha logrado este proyecto ideológico?

Lo que está atormentando al pueblo venezolano, entre otros: escasez, desabastecimiento, empobrecimiento, crisis sanitaria, desmantelamiento de la producción, auge de la delincuencia, decadencia cultural, militarización, criminalización de la disidencia.

La ideología avanza mientras el país retrocede. A más de década y media la “Revolución” social-comunista presenta como gran trofeo una población alimentada parcialmente con bolsas de pocos alimentos distribuidas por eficaces comisarios políticos. El estatismo salvaje del “socialismo real” conduce inevitablemente al totalitarismo destructor del “papá-Estado/Gobierno-Partido-Líder”.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Top