IDEAS DE ROMANO

España es uno de los países que más se ha beneficiado de la globalización

Recordarán la escena de La vida de Brian (1979) en la que la insurgencia judía, agrupada en frentes de liberación con el mismo objetivo y casi idéntico nombre, pero con diferencias insalvables entre sí, debatía sobre lo que los romanos habían hecho por Judea, para acabar descubriendo que “solo” habían traído el acueducto, el alcantarillado, las carreteras, la educación, la seguridad ciudadana y la paz.

tecnologia

Algo parecido nos pasa con la globalización. Y no solo con la romana, que por suerte nos pasó de largo (¿se imaginan que fuéramos todavía celtas o íberos?), sino de todas las demás. Pongan a las mil y pico organizaciones de variopinto nombre que convocan manifestaciones día sí y día no contra el TTIP con EE UU o el Tratado CETA con Canadá a debatir sobre qué nos ha traído la globalización y verán que España es uno de los países que más se ha beneficiado de ella.

Porque es gracias a ese odiado FMI y su ayuda con el plan de estabilización de 1959 que España pudo superar el shock económico de la Guerra Civil, dejar atrás la autarquía, abrirse al mundo y conocer un periodo de desarrollo económico sin igual (de hecho, España convergió más con Europa entre 1959 y 1973 que en los 20 años que siguieron a la adhesión a la UE en 1986).

De aquella maligna semilla plantada por los tecnócratas salieron el fin de una economía agraria y el comienzo de una industrial, la urbanización de nuestras ciudades, las clases medias, la alfabetización, la emancipación de la mujer, el turismo y las inversiones extranjeras, es decir, todo aquello que luego hizo posible una democracia.

¿Y qué decir de la UE, la mini globalización europea, denostada como “fase superior del capitalismo” y antesala de la depauperización final del proletariado? Pues que nos ha dado, se pongan como se pongan los insurgentes, otros 20 años de bienestar económico y social. Por fortuna, existe un orden internacional económico libre y abierto en el que España puede participar: sobre él se sostiene nuestro bienestar. Facebook, iPhones, Internet, Ryanair, coches eléctricos, Pixar.

¡Qué ideas más buenas tienen los romanos!

 
José I. TorreblancaJosé I. Torreblanca

Artículos relacionados

Top