ENTRE EL TORMENTO Y LA ESPERANZA

Sobre si eliminaron de GOLPE los billetes de 100…

PARA GENERAR CAOS

maduro-padrino

…O PARA PODER IMPRIMIR EL NUEVO CONO MONETARIO

Ni en las epocas mas fértiles de mi imaginación llegué a pensar que en algún momento iba a estar picando una servilleta de papel por la mitad para que alcanzara o colando el café nuevo sobre la borra vieja o teniendo que hervir el agua negra de la tubería para bañarme con totuma o surtirme de velas para el apagón cotidiano o que un tornillo con su arandela me iba a costar lo mismo que pagué por mi casa hace 38 años y que iba a asilarme en ella después de las 7 de la noche para evitar el tiro de un malandro.

Mucho menos pensé que un régimen que se llamó a sí mismo del Socialismo del Siglo XXI iba a ser el responsable de esta miseria democratizada que todos tenemos que vivir ahora.

Alguna vez pensé que se podía tomar el cielo por asalto y construir un mundo mejor y que si bien sabia que no era posible que en algún momento todos fueramos por la vida agarrados de la mano como angelitos de Rubens, llegue a pensar que los seres humanos podriamos tener una vida mejor si habia un gobierno decente que se ocupara de enmendar los entuertos de la injusticia, la pobreza y la ignorancia.

Mi primer cliente, un obrero de la extinta Celanese, me apuraba para que se resolviera su caso y al final optó por desistir el juicio y cobrar lo que la empresa le daba porque quería llevar sus hijos a Disneyworld en agosto. Y, sin embargo, creía que aquel era un régimen injusto que explotaba a los trabajadores y reprimía a los jóvenes y por eso me hice abogado de sindicatos y de estudiantes.

Representé a la familia de Fernando Segundo Quintero, un estudiante asesinado por la PTJ y cuya desaparición provocó las más grandes manifestaciones que haya visto la ciudad, porque me parecía que se trataba de un abominable crimen. Nunca me imaginé que un gobierno llamado democrático iba a organizar y además publicitar impune e impúdicamente masacres en los barrios y además las llamaría Operacion de Liberacion del Pueblo.

Siempre me indignó ver militarotes viviendo del contrabando y llevando un nivel de vida insultante pero nunca llegué a pensar que gobernarían sin dar un golpe de estado y controlarían el petróleo, la mineria, las empresas basicas y al propio presidente.

Luchamos una vez para que las empresas constructoras no devoraran los cerros de nuestra ciudad y ahora tenemos que ver a un gobierno entregando casi el 15% del territorio nacional a empresas piratas candienses y chinas para que destruyan el ambiente y se lleven nuestros minerales con contratos que ni siquiera Gómez o Pérez Jiménez se habrían atrevido firmar.

A todos nos indignó la corrupción pero como podíamos imaginarnos que se llevarían mas de 100 mil millones de dolares a cuentas en Andorra, Panama y Suiza y que ministros, testaferros  y sobrinos estarian buscados por la DEA y la Interpol por lavadores de dinero y narco trafico.

Siempre nos preocupó que mas del 80% de los venezolanos votaban a AD y COPEI.

La estupenda esperanza que tenemos hoy día es que a pesar de que nuestro drama está elevado a la enésima potencia, mas del 80% de nuestros compatriotas se ha dado cuenta y quieren salir de Maduro. Grave sería lo contrario

¿Somos optimistas? Si, irremediablemente. De esto vamos a salir y más pronto de lo que nuestra angustia lo piensa.

 
Julio Castillo SagarzazuJulio Castillo Sagarzazu

Artículos relacionados

Top