“EL TAPAO”

“El tapao” se llamaba en México al próximo candidato presidencial del PRI, durante su monopolio de 71 años en el poder. Lo curioso es que nadie sabía quienes habían elegido al misterioso personaje, mediante qué mecanismo ni a quién habían escogido. Cuando se iniciaba formalmente la campaña electoral, aparecía flamante y sobrado el sabido ganador; hasta que Vicente Fox y su partido de centro derecha, el PAN, lo derrotaron en el año 2000.

En Venezuela están dándose circunstancias que conducen a inferir, por pura lógica, la posible emergencia de un “tapao” pues tampoco se conoce el proceso, ni quienes elegirían a ese eventual candidato, aunque otros rasgos diferenciarían nuestro caso del mexicano.

Es harto conocido que nadie del gobierno actual puede ganar una elección presidencial (si el otro candidato es uno sólo y medianamente atractivo); es muy difícil que el oficialismo intente un fraude electoral en una elección que perdería 75 % a 25%; y también es muy difícil que pueda postergar la elección presidencial del 2018.

Por eso hay que inferir que estos gobernantes tendrían un Plan B: hacer ganar a alguien que les permita refugiarse en el país y asegurar sus bienes. La condición clave es que este candidato venga de la oposición, porque, si no, el electorado no votaría por él: ¡Por eso lo tendrían “tapao”! El oficialismo ya ha quitado del medio, ilegalmente, a sus dos principales contendores: Leopoldo y Capriles, y está eliminando partidos, tipo Nicaragua. Así, la oposición tendrá que escoger un candidato sin el potencial de los dos nombrados y el chavismo presentaría a alguien que pueda sacrificar. Esto daría fuerza a un tercero, que sería el candidato multicolor en cuestión. El chavismo apoyaría financieramente a “El tapao”, y más de un votante chavista se sentiría inclinado o sería exhortado a votar por él. La apuesta chavista es reagruparse, al amparo del “nuevo” régimen, y dejar que calamidades, otro mal gobierno y errores de los contrarios le abran paso para regresar al poder en 2024. En este trance, la oposición tiene que compensar con organización y alianzas la falta de sus mejores candidatos.

 
José Antonio Gil YepesJosé Antonio Gil Yepes

Artículos relacionados

Un Comentario;

  1. Arturo Ramos Caldera said:

    Lástima que en este artículo el autor de por sentado que la solución al problema venezolano este en las elecciones presidenciales del 2018. Espero, aspiro y deseo que este equivocado, que no tenga razón. El país esta devastado, el sufrimiento fisico y psíquico del venezolano esta enfermando a un enorme porcentaje de la población y no puedo aceptar la idea de que no exista en las fuerzas armadas el resquicio mínimo necesario mediante el cual ellas puedan manifestarse y colaborar activamente en la restauración de la democracia en nuestro país.

Los Comentarios han sido cerrados.

Top