UN GOLPE CON ESTILO : LA VIRTUD DE LA LENTITUD

El filósofo, harto del buenismo narcotizante que lo cubre todo, se levantó y dijo: “El que es tonto a los 18 probablemente lo siga siendo a los 80”. El filósofo, siempre con su amargura a cuestas, no se tragaba aquello de que la vejez fuera el lugar en el que la experiencia cobra sentido. O no siempre. Un golpe con estilo, del antes ocurrente y ahora casi desaparecido Zach Braff, es básicamente un elogio de todo lo que el filósofo desprecia: la celebración de cada uno de los lugares comunes sobre la senectud.

Tres hombres viejos deciden cobrarse justa venganza de un sistema que les deja sin pensión y sin opciones. Pero, claro, estamos delante de tres gigantes del tamaño de Morgan Freeman, Alan Arkin y el siempre irrefutable en su arrabalera y aristocrática (todo a la vez) perfección Michael Caine. Y, claro, no queda otra que quitarle la razón al filósofo. Suele pasar. Lo que sigue es una comedia tan bienintencionada y rutinaria como, admitámoslo, encantadora. Brillante en su calculada lentitud. Que se calle el filósofo.

Tomado de metropoli.elmundo.es

 
Etiquetas ,

Artículos relacionados

Top