Sobre cuando hubo en el país…

…un gobierno honesto y eficiente

POLÍTICA Y PROBIDAD

 

La grotesca expoliación de que fue objeto la República con la venta a Goldman Sachs de bonos de PDVSA, a un descuento cercano al 70%, es propicia para replantear un tema tan viejo como las piedras: La relación entre la política y el dinero.

Voy a relatar una anécdota vivida en primera persona sobre este asunto: Corrían los primeros meses de la descentralización en Venezuela. En Carabobo se abría una discusión sobre que modalidad se debería adoptar en la ley regional que decretaría la asunción del puerto de Puerto Cabello por parte del gobierno regional. Tenía la responsabilidad de la Secretaria de Desarrollo Económico quien esto escribe y asistíamos a conversaciones con muchos involucrados en el asunto para escuchar opiniones de todos los sectores en torno al régimen que deberíamos adoptar. De vuelta de una de ellas atiendo la llamada de uno de los asistentes quien me confía: ¿Tu sabes de que se quedaron hablando los navieros después que tú te fuiste? Pues nada menos que de crear una sola empresa para manejar el Puerto. Es decir, que los piaches de la libre competencia, los adoradores del icono de la libre empresa, estaban nada más y nada menos que urdiendo un plan para acabar con la competencia y establecer un monopolio. Como era natural advertimos al gobernador de lo que acontecía y sabiamente se tomó la decisión de no entregar los muelles en concesión, los mantendría el Estado y las empresas deberían competir con sus servicios. Se agregó una clausula sancionadora para quienes intentaran el monopolio. De mas esta decir que esa decisión convirtió a Puerto Cabello en un puerto competitivo, a diferencia del de Maracaibo, entregado a una sola empresa que terminó fracasando.

Con motivo de la negociación de Goldman Sachs no faltaron los que quebraron lanzas en favor de la consigna “negocios son negocios”. Esos mismos son los que defienden a los “vivos” que se han aprovechado de los dólares de CADIVI para hacer fortunas; o que se han hecho testaferros de militarotes que no saben manejar la plata; o que compran negocios para ponerlos al servicio de causas infames.

A nivel mundial se ha abierto paso una tendencia que propicia el comercio justo y ético. En muchos países ya se han establecido, o se están estableciendo, normas estrictas que penalizan empresas que se benefician del trabajo que usan procedimientos que atentan con el medio ambiente o que consienten prácticas corruptas de cualquier naturaleza.

La ocasión es propicia para abordar este tema en el país. Deberíamos ir hablándolo aquí. Cuando pase esta pesadilla, tenemos que hacer un país distinto y con nuevos paradigmas morales. No haríamos nada si cambiamos unos bandidos por otros y si mañana descubrimos estuvimos incubando una nueva generación de políticos sin bienes de fortuna comprobables, que saldrán ricos de los cargos que les toque desempeñar.

 
Julio Castillo SagarzazuJulio Castillo Sagarzazu

Artículos relacionados

*

Top