DIRECTORES QUE ODIAN SUS PROPIAS PELÍCULAS

Ser director de cine es el sueño de millones de personas, pero para estos realizadores ciertas películas fueron un verdadero tormento

Carlos Báez 

Ah, el estrés laboral, ese cúmulo de ansiedades que puede consumir la felicidad de una persona sin importar que tanto ame su trabajo, incluso si éste es ser director de cine. Los libros de historia de Hollywood están llenos con anécdotas de conflictos que estos realizadores cinematográficos tuvieron que enfrentar para sacar adelante una película que, al final, terminaron detestando.

Esta clase de historias son parte de una industria en la que es difícil triunfar y, aún más, mantenerse dentro de ella. En la actualidad resulta más sencillo estar al tanto de estas historias gracias a que los medios siguen constantemente a los directores de cine. Hace unos días, Joel Schumacher se disculpó con los fanáticos de Batman por haber realizado “Batman & Robin” (1997) afirmando que sólo había hecho esa película como un favor a Tim Burton. La historia de Schumacher se sumará a la de otros directores que también ha criticado de alguna forma alguna de sus películas y, obviamente nosotros te traeremos el chisme de qué otros realizadores han hecho lo mismo.

Stanley Kubrick – Miedo y Deseo (1953)

Kubrick es uno de los directores más laureados por los cinéfilos en todo el mundo gracias a películas como “El Resplandor” y “La Naranja Mecánica” más eso no significa que el realizador tuviera el mejor de los inicios. “Miedo y Deseo” es su ópera prima y a pesar de que fue bien recibida por los cŕiticos, esta cinta fue un fracaso en taquilla. Kubrick detestó esta cinta y con tal de que Warner Bros. no lo volviera a poner en salas de cine amenazaba al estudio con demandarlos por violación de derechos. Un publicista de Warner señaló que, en vida, Kubrick dijo que esta película era “un torpe ejercicio amateur”.

David Fincher – Alien³ (1992)

Esta es una de las historias más infames dentro de la carrera de Fincher, pues luego de haber realizados videos musicales, Fox le dio la oportunidad de dirigir la tercera entrega de esta franquicia de ciencia ficción, sin embargo, el director no estaba preparado para que el estudio se entrometiera en cada aspecto de la producción. De acuerdo a Fincher, el guion era un desastre e hizo lo que pudo por mejorarlo, pero Fox estaba tan decidido a presentar tal versión del filme que el director terminó resignándose con el producto final. Incluso en su momento se rumoró que Fincher filmó escenas extras con Sigourney Weaver a escondidas de Fox para hacer unos cambios en la película pero le fue infructuoso. No por nada el director dijo por muchos años que su verdadera ópera prima era “Seven, los Siete Pecados Capitales”.

Tony Kaye – Historia Americana X (1998)

Era 1998 y todo pintaba bien para Kaye, pues su película estaba siendo bien recibida por la crítica y todo apuntaba que entraría a las grandes ligas de Hollywood, sin embargo, el director peleó constantemente con el estudio luego de que éste le hiciera sugerencias para realizar unos cuantos cambios a “Historia Americana X” luego de su primera proyección con una audiencia de prueba. En una columna que Kaye escribió para The Guardian, el director afirmó que en lugar de tomar de forma amena las sugerencias optó por hacer un rabieta que le costó su presencia en la sala de edición, por lo que después discutió para que se conservará la versión original del filme. La disputa llegó a tal grado que Kaye fue a las oficinas del Festival de Cine de Toronto para que retiraran el filme de su programación. Actualmente el director está contento con el resultado y admite que en su momento fue un joven egomaniaco pero que ahora vive en paz.

Michael Bay – Armageddon (1998)

No es un secreto que el también director de “La Roca” es un amo del control en lo que refiere a sus películas, pues, a pesar de las opiniones negativas que puedan tener con respecto a lo que presenta en pantalla, Bay es meticuloso durante las producciones de sus películas. Durante la promoción de su película “Pain & Gain”, Bay aprovechó una entrevista con The Miami Herald (para disculparse por “Armageddon”, pues admitió que las 16 semanas de filmación no fueron suficientes para la realización y se le hizo injusto que el estudio le quitara la película, de la cual, de haber podido, hubiese cambiado el tercer acto.

Steven Spielberg – Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal (2008)

La cuarta entrega de la franquicia del arqueólogo más famoso del mundo no fue del todo agrado de los fanáticos, siendo uno de los elementos más criticados la aparición de extraterrestres al final de la película. Para sorpresa de mucho, Spielberg señaló que él tampoco estuvo de acuerdo con esa idea, misma por la que discutió con George Lucas, sin embargo, el también director de Encuentros Cercanos del Tercer Tipo señaló que la única razón por la que no cambió esto fue para ser leal con su amigo.

Alan Taylor – Thor: Un mundo Oscuro (2013)

Es sabido que Marvel Studios planea con mucha anticipación sus películas, por lo que antes de que la cinta entre en producción, los ejecutivos tienen una idea de lo que esperan como producto final. A quien más le afectó esto fue a Alan Taylor en la secuela de Thor,  pues luego de reemplazar a Patty Jenkins (directora de la actual y exitosa Wonder Woman), el director asumió las responsabilidades de realizar el segundo filme, más no se esperó que lo dejaran fuera de la sala de edición, lo que provocó que el final se convirtiera en una película distinta a la que él había imaginado. En una entrevista con Uproxx comentó que ese era un destino que no le deseaba a nadie.

Dato curioso: Por el trato que el estudio le dio a la directora Patty Jenkins, Natalie Portman quiso dejar la filmación, pero sus abogados no se lo recomendaron, por lo que se vio obligada concluirla pero negándose rotundamente a trabajar en la tercera entrega.

Hace pocos días los directores Phil Lord y Christopher Miller del ‘spin-off’ de Han Solo (Star Wars) fueron despedidos por Disney, alegando supuestas “diferencias creativas”; esto no es extraño que ocurra al inicio de una producción, pero este hecho sucedió cuando ya se había filmado casi la totalidad de la película. El aclamado Ron Howard terminará el accidentado largometraje. ¿Los tres directores amarán u odiarán el producto final?

Tomado de www.tomatazos.com

 
Etiquetas

Artículos relacionados

*

Top