SOBRE SI PARTIÓ EL REVOLUCIONARIO AMIGO…

…O DIO LA BIENVENIDA A LA UNIÓN Y LA LIBERTAD

INSUFLAR CONFIANZA[i]

La acción de la Fiscal por enmendar el atropello cometido por la AN presidida por Cabello al nombrar miembros express del TSJ, es digna y merece el respaldo de la inmensa mayoría de los ciudadanos.

La actual AN que seleccionará los reemplazos y, como no estaría en desacato, elegirá a los miembros del CNE. Sería ésta una acción enmarcada en el rechazo de todos los sectores de la sociedad a las intenciones de convocar una ANC espuria para mantener la actual cúpula gobernante en el poder.

Jamás se llegó a pensar que en pleno siglo XXI fuésemos a vivir un régimen de barbarie que bate los récords de asesinatos, de torturas, de heridos, de una porción casi unánime de la población que se dispuso a decir ¡ya basta! Que ha tomado la calle con objetivos muy claros entre los cuales está el cambio político que tiene entre sus primeros objetivos la sustitución de una dictadura militar que tiene como mampara a Maduro y una pequeña camarilla que se rota en los cargos de poder, usurpando a la institución armada e implantando el terrorismo de Estado.

La lucha actual no es una confrontación normal porque entre sus objetivos está el derrocamiento por la vía pacífica y electoral de esa camarilla. No vamos a poner fecha a la muerte de este régimen, pero sí podemos afirmar por convicción, por experiencia de las luchas libradas por nuestro pueblo y otros pueblos del mundo, que a pesar de la dictadura tener las armas, cuando un pueblo se une y se decide a conquistar la libertad, no hay tanquetas ni bombas lacrimógenas capaces de impedirlo.

Ya se conoce que comenzó la fractura en las FAN que tiene como centro la vocación asesina a la mayoría del Alto Mando de la GNB y la PNB, todas dependientes del Gral. Reverol quien dirige personalmente la barbarie genocida, crímenes imprescriptibles que comprometen tanto a los que los ejecutan como a los que dan las órdenes.

En pleno siglo XXI, un país y un pueblo no pueden vivir eternamente bajo el signo del terror, de la negación de los derechos fundamentales, entre ellos los DDHH y a su vez estar sumergido en la más profunda crisis económica después de años de derroche de cientos de miles de millones de dólares.

La lucha unida dirigida por un valiente equipo fogueado en la lucha es lo único que puede poner fin a la dictadura militar. El pueblo venezolano ha dado pruebas de su coraje y de su amor a la libertad, y estos dos valores servirán de escudo para derrocar a la minúscula cúpula que hoy asesina, tortura y desprecia el voto, en una hora tan menguada como nos ha tocado vivir. Hay que insuflar confianza en la fuerza de un pueblo unido para conquistar la democracia y la libertad.

 

 

[i] Ultimo artículo de Pompeyo, respetado venezolano y nuestro apreciado amigo.

 
Pompeyo MárquezPompeyo Márquez

Artículos relacionados

*

Top