“LA CASA DE LA ESPERANZA”: UNA HEROINA CONTRA EL NAZISMO

Jessica Chastain revive la historia de una mujer que se sacrificó por salvar a los demás en la Segunda Guerra Mundial

María Estevez

Con una sonrisa demoledora y una melena ardiente, Jessica Chastain ha conquistado ese espacio estelar tan deseado por los actores de Hollywood. Se le reconoce su talento tanto como su franqueza, su piel de porcelana que presta a mujeres sin voz en situaciones dramáticas y sus afiladas palabras contra el machismo que impregna a una industria declarada abiertamente liberal.

Miembro del jurado del pasado Festival de Cannes, Chastain quedó impresionada al comprobar la falta de empatía hacia el mundo de la mujeres: «Sinceramente, fue algo perturbador». Apoyando la necesidad de que haya más cineastas, la actriz se niega a aceptar papeles que degraden a las mujeres y exige que le paguen lo mismo que a sus compañeros masculinos. Dentro de esa lucha personal surge la cinta «La Casa de la Esperanza», que esta semana estrena en España, una narración que retrocede a la Segunda Guerra Mundial para contar el conflicto a través de la historia de Jan y Antonina Żabiński.

Jan (Johan Heldenbergh) y Antonina Żabiński (Jessica Chastain) fueron un matrimonio de cuidadores del zoo de Varsovia, en Polonia. «He tenido que imaginar el personaje dentro de la sociedad que la rodeaba. Ella era fuerte y decidida, pero lo era dentro de los parámetros de 1939. El feminismo se movía frente a una masculinidad muy definida en sus características. Hoy, en 2017, la idea del género se ha borrado porque fluye de otra manera. Una mujer puede ser suave y al mismo tiempo una líder ambiciosa, puedes ser un hombre y mostrar delicadeza o compasión y ser también valiente, fuerte. He interpretado en mi carrera diferentes tipos de mujeres, todas poderosas, porque todas las mujeres lo somos. Sin embargo, en este caso, me gustó la posibilidad de bucear en la sensibilidad de Antonina, una mujer que buscaba feminidad en una época de violencia y agresión».

La magia de su éxito se fundamenta en los personajes que interpreta, en la empatía transmitida a través de las emociones. «Quiero creer que los sentimientos son contagiosos. Hay una religión que dice que si alguien se muestra violento contesta con amor porque cambia la energía de las personas».

Una mujer real contra los estereotipos

Basada en hechos reales, «La Casa de la Esperanza» manda un mensaje alentador a las generaciones actuales, a los millennials, aunque la narración se desarrolle durante la Segunda Guerra mundial: «Hay mucho contenido relevante en este filme. Situaciones que estamos viviendo en el mundo de hoy como los refugiados. Lo que ocurrió durante la Segunda Guerra Mundial no difiere mucho de lo que está sucediendo en muchas playas del Mediterráneo. Mucha gente se pregunta: “¿Qué hubiera hecho yo de encontrarme en esa situación?” Sin embargo, la posición que mantienes hoy sería la misma que hubieras mantenido entonces. Antonina era una mujer ordinaria, que luchaba contra las expectativas y los estereotipos, una mujer que abrió su casa a cientos de extraños. Y, al hacerlo, salvó las vidas de todas esas personas. Fue capaz de sacrificar la seguridad de sus hijos, y todo lo que a ella le importaba, por proteger a otros. Esa conducta es una inspiración para mí. También la idea de lo que significa vivir en una jaula, el gueto de Varsovia es una jaula».

Chastain, que acaba de contraer matrimonio en Treviso (Italia) con Gian Luca Passi de Proposulo, termina la entrevista diciendo: «El amor es el arma que debemos utilizar para defender nuestros ideales. Amor, esperanza, compasión. Son sentimientos que se abrazan juntos».

 

Tomado de ABCCinema

 

 

Artículos relacionados

*

Top