EL 30% DE LA HUMANIDAD YA PADECE OBESIDAD Y SOBREPESO

Sergio Parra

Una de cada tres personas, es decir, 2.000 millones de personas en todo el planeta, ya sufren obsedidad o sobrepeso, según datos de un nuevo estudio publicado en la revista The New England Journal of Medicine.

Ello equivale a afirmar que el 30% de la humanidad ya está, debido a su sobrepeso, aumentando la probabilidad desarrollar enfermedades cardiovasculares, diabetes o cáncer, entre otras dolencias.

Mundo gordo

Este nuevo trabajo de investigación sobre la obesidad en el mundo ha sido realizado por el Instituto de Medición y Evaluación de la Salud, en la Universidad de Washington, y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, evaluando distintos datos tomados en 195 países entre 1980 y 2015.

Naturalmente, el problema de la obesidad y el sobrepeso se convierte en crítico en determinados países frente a otros. El que sufre el problema de forma más virulenta, por ejemplo, es Egipto (35%), seguido muy de cerca por Estados Unidos, aunque éste país es el líder en adolescentes y niños con problemas de sobrepeso. En total, 80 millones de adultos estadounidenses son obesos. En China, lo son 57,3 millones de personas.

En España, el 17,8% de los adultos (7,1 millones de personas) y el 8% de los niños tienen sobrepeso u obesidad. Los países con menos problemas de sobrepeso y obesidad son, por motivos obvios, Bangladesh y Vietnam (un 1%). Según palabras de Ashkan Afshin, un investigador del Departamento de Salud Global de la Universidad de Washington, que ha coordinado el entudio:

Se trata de uno de los mayores desafíos médicos de nuestro tiempo.

Se trata, pues, de un problema perentorio que asombra, sobre todo en países desarrollado, si tenemos en cuenta la creciente presión psicológica de los medios de comunicación para que todos luzcamos delgados.

De lo que quizá podrían extraerse algunas consideraciones interesantes: la primera, que los medios de comunicación no ejercen ese supuesto poder de persuasión para que tendamos a la delgadez de las modelos canónicas. Y si el poder es tal, entonces parece evidente que justamente ese poder es el que está propiciando que las cifras de obesos en el mundo no se disparen todavía más. Con todo, es un tema con muchas aristas que discutir.

 

 

Tomado de www.xatakaciencia.com

 
Etiquetas ,

Artículos relacionados

*

Top