El ABC de ALFREDO CORONIL HARTMANN / Politólogo y ex parlamentario venezolano

“Es precisa una etapa de transición que reinsituicionalice a la nación, antes de promover una salida electoral”

Politólogo y ex congresista del vecino país señala que solución a crisis comienza por salida del Nicolás Maduro. No obstante, advirtió que hace falta un proceso de transición presidido por quienes no tengan apetitos políticos o aspiraciones propias

¿Cómo ve el panorama para Venezuela con las salidas políticas que plantea la oposición a Maduro?

Es evidente que la solución, si se aspira que realmente se resuelva algo, comienza y termina con la salida del Ejecutivo, el señor Maduro tiene que irse y tiene que abrirse un proceso de transición que permita reinstitucionalizar el país en lo esencial para ir a un proceso electoral. Anunciar elecciones con un registro electoral viciado, con un poder electoral viciado, con una gente que se ha especializado en el fraude durante casi 20 años, no es solucionar el problema, es aplazarlo quizás en peores circunstancias.

Creo que el pueblo de Venezuela ha demostrado que no está en plan de transar, y el país se ha paralizado completamente, la juventud venezolana ha demostrado su decisión de no transarse en ese sentido. No se trata de ser radical como acusan algunos, se trata de ser realista. Venezuela si vuelve a intentar un remiendo con instituciones viciadas por 20 años o si pretende restablecer el régimen previo a Chávez, que al fin trajo a Chávez -porque Chávez fue una consecuencia y no una causa- no va a resolver nada.

Creo que más de 100 muertos bien valen que se haga el esfuerzo de ir a una transición y refundar institucionalmente el país, es lo que hay que hacer. De lo contrario son engañifas.

¿Es realista la propuesta de la Mesa de Unidad Democrática de un gobierno de transición que esté en paralelo?

Debía nombrarse un gobierno por la Asamblea Nacional de gente que tenga la credibilidad ante el país y el respeto, sin ningún signo ideológico ni partidista, que simplemente reencauce las instituciones y las lleve hacia la salida electoral deseable, natural y justa. Nadie puede pretender quedarse en el poder sin ganar unas elecciones. Ahora, lo que no se puede es confiar a las elecciones por sí mismas sin ver en qué condiciones se daría la solución de todos los problemas.

Eso es engañar al público y tratar de engañarse ellos mismos. No creo en un proceso electoral en estas condiciones. Si se sabe que el registro electoral está totalmente viciado, se sabe que los funcionarios han sido los cómplices y los autores del fraude durante 20 años, entonces no pueden ser ellos los que hagan unas elecciones. O las elecciones son de verdad o no son elecciones.  Entonces lo que vamos es a tener un remiendo, Maduro peor. Imaginarse algo peor que Maduro es difícil, es un reto a la imaginación. Pero un remiendo de ese tipo contra lo natural no tiene ninguna posibilidad real de sacar al país adelante. Y hay gente, la juventud venezolana ha demostrado su capacidad y su preparación.

No son todos estudiantes, algunos tienen 17 años pero hay muchos de veinte y pico ya graduados con carreras universitarias brillantes. Allí hay una dirigencia importante, no es soltarle a los muchachos la responsabilidad total, pero sí tienen que ser parte de la solución, esa primogenitura se la ganaron con sangre, no por un plato de lentejas que les consiguieron.

Creo que Venezuela ha llegado a un momento en que tiene que escoger lo mejor de todos los sectores, de todas las corrientes, de todas las tendencias y darle un chance al país. No podemos seguir jugando con el destino de 30 millones de venezolanos.

Varios analistas internacionales coinciden en que solo si hay una guerra civil se podría cambiar el régimen, ¿cuál es su visión?

No creo que tenga que ser una guerra civil, lo que tiene que haber es una decisión de la mayoría parlamentaria, que es amplia, de nombrar un gobierno de transición real, que merezca el respeto del país entero y que no sea sospechoso de segundas intenciones porque lo que no va a aceptar nadie es que en medio de este desastre busquemos unos señores que lo que tengan es el as debajo de la manga para ser candidatos o aspirar a esto o aquello, no. Queremos gente que vaya, se sacrifique por el país y lo encauce, y después se vaya para su casa y que el pueblo hable.

¿Cree que Estados Unidos va a sancionar al gobierno de Maduro si insiste en convocar una constituyente?

Creo que el gobierno de Maduro, -y vamos a hacer la concesión de llamarlo gobierno eso que está allí- no se está paseando por el hecho de que en los Estados Unidos ha habido un cambio importante en su dirigencia política. Se acostumbraron a que se les podía faltar el respeto a Obama o a Bush y no hacían nada, y me temo que el señor Trump tiene otro temperamento. Creo que Trump si lo siguen hostigando va a actuar, ojalá que lo haga, con habilidad, que no sea alguna  cosa indigerible, pero creo que sí va a terminar actuando si lo siguen fastidiando.

Fíjense que simplemente con dejarnos de comprar el petróleo ya colapsa el país, no tiene que hacer más nada. Nunca habíamos sido tan vulnerables como lo somos en este momento.

En los últimos años de la democracia civil importábamos el 30% de productos básicos y exportábamos el 70%. Ahora en el mejor de los casos es al revés: o sea importamos el 70% y exportamos el 30%. Ya no lo exportamos, no exportamos nada.

Todo viene del exterior, no hay comida ni las cosas más elementales. Entonces en esa situación un gobierno busca pleitos, es altanero. Lo que hace es el ridículo. Como venezolano me siento avergonzado. Afortunadamente el señor Maduro es incunable, nadie sabe de dónde es. Según el expresidente Pastrana, lo llama paisano, es una respuesta muy graciosa que él le dio.

Esa es una situación grotesca, hay que cortar, en Venezuela si no hay ruptura, no hay solución. Una solución amañada no es solución. Hay que liquidar un sistema abyecto que envileció todas las instituciones y que convirtió el país en un bagazo. Y sembrar de nuevo, de lo contrario es engañarse.

Y lo dice una persona que no está haciendo planes a futuro porque cronológicamente no estoy en ese plan, si acaso uno aspira a ser útil mientras pueda.

 

Tomado de www.ElNuevoSiglo.com.co

 
El Nuevo Siglo (Colombia)No photo

Artículos relacionados

*

Top