El ABC de HORACIO MEDINA / presidente de Unapetrol, miembro de la MUD en Miami

“LA NUEVA PDVSA ES SÓLIDA PARA HACER GUISOS”

Horacio Medina, presidente de Unapetrol, miembro de la MUD en Miami, reconoce errores en la Pdvsa de la meritocracia. “La gallina de los huevos de oro nunca “cacareó” cuando ponía un huevo. Fue una empresa del primer mundo en un país del tercer mundo sin conexión”

—¿Reservó el pasaje de vuelta a Venezuela?

—No necesito reservar, pero está en agenda y a corto plazo.

—¿Para qué fecha prevé la caída?

—Para el día antes de la compra del pasaje que tengo en agenda.

—¿Qué se puede hacer desde el exilio por el país?

—Bastante más de lo que mucha gente piensa, se trata de una caja de resonancia que suena fuerte.

—¿Qué le sobra a Miami que le falta a Caracas?

—Medicinas, alimentos, buenos servicios y autoridades públicas eficientes y honestas.

—¿Y viceversa?

—Con relación a la Caracas que dejé y que recuerdo, mucho calor humano y solidaridad entre vecinos.

—Cuestionan que los venezolanos residentes en el exterior critican a la oposición en medio de la comodidad del exilio…

—Exilio y comodidad son palabras excluyentes; migrantes cómodos en el exterior, es otra cosa.

—¿Qué ha hecho un miembro de la MUD en el exilio como usted por el país?

—Tratar de organizar, motivar, unir y mantener la esperanza de los venezolanos en el exterior. Además, ser vocero de la Unidad Democrática en medios y comunidades.

—En estos momentos de acuerdos, ¿con quién estaría dispuesto a negociar?

—Con quienes tengan una actitud de apertura a la democracia y crean en la convivencia de ideas.

—De ser jefe de la MUD…

—No sería jefe de la MUD.

—¿Era partidario de La salida en 2014?

—No, no estuve de acuerdo; creo que fue un movimiento extemporáneo, aunque tenía razones válidas.

—¿Aplaudió los decretos de Carmona el 12-A?

—Quince años después, todavía los desprecio y me atormentan cada día.

—Hace cinco años Rafael Ramírez decía que Pdvsa era la empresa más sólida del mundo. ¿Lo era?

—Si era para hacer guisos y para aupar la corrupción, era tan sólida que creo que no existe nada comparable en la historia.

—¿Volverá a ser Pdvsa la gallinita de los huevos de oro?

—Las gallinas no resucitan y si ponen huevos de oro, menos aún.

—¿Se sembró el petróleo antes de 1998?

—No, nunca se ha hecho, ni antes, ni durante ni después de 1998.

—¿Cuál de los siete pecados capitales cometió la Pdvsa meritocrática?

—La soberbia, en muchos casos inducida, en otros impensada.

—La “revolución” sostenía que antes de 1998 el petróleo venezolano era para los norteamericanos…

—Desde siempre nuestro petróleo había sido para el mercado que mejor lo valorara, cosa muy distinta de lo ocurrido después de 1998.

 —De volver a 2002-2003, ¿qué no hubiera hecho durante aquel paro petrolero?

—Paro petrolero de abril 2002, sí. Paro Cívico Nacional de diciembre 2002, no, porque sigo pensando que era extemporáneo e inconveniente.

—¿Volvió a ver a Juan Fernández?

—Sí, algunas veces.

—¿Sintió en carne propia el drama de sus 23.000 compañeros botados?

—Mucho y profundamente. El olor a carne quemada, no podía obviarse, máxime cuando la propia también se quemó.

—¿Qué aprendió de los errores?

—Los errores y sus consecuencias me han hecho mejor ser humano, mejor creyente, más solidario y reflexivo.

—¿Fue procedente que los ejecutivos petroleros se metieran tan de lleno en la política?

—Aunque fue la política la que se nos metió de lleno, por razones circunstanciales, creo que sí ha sido procedente.

—¿Participaría en el rescate de Pdvsa?

—No hay rescate posible. Hay que hacerlo todo de nuevo, un nuevo concepto para el sector hidrocarburos. Esa ha sido una de mis mayores motivaciones para luchar por la democracia en Venezuela.

—¿Reeditaría una nueva versión de la vieja Pdvsa?

—Eso no es posible. Es necesario crear algo nuevo, diferente y mejor que cuente con la guía de las nuevas generaciones, para lo cual estoy dispuesto.

—¿Mantendría parte de la nómina actual?

—Sí, en especial muchos jóvenes deben quedarse, así como muchos otros tendrán que irse de manera ordenada y acorde con el marco legal.

—Y usted, ¿aspiraría a un alto cargo?

—No, no lo tengo pensado.

—¿Un mérito de la nueva Pdvsa?

—Mérito, mérito… No es computable.

—¿El error de la industria durante la democracia?

—La gallina de los huevos de oro nunca “cacareó” cuando ponía un huevo. Fue una empresa del primer mundo en un país del tercer mundo sin conexión.

—¿El máximo logro?

—Haber sido una empresa del primer mundo sin complejos.

—¿Qué haría con Citgo?

—La haría crecer en el sector petroquímico.

—¿Y con los convenios con Cuba?

—Continuaría con ellos, pero según lo establecido en el convenio y bajo normas internacionales del comercio. Oficialmente, 49% de los activos son nuestros.

—¿Continúa el Estado venezolano negociando con una compañía petrolera entre cuyos principales accionistas se encuentra George Bush?

—Sí, sin pausa y con intensidad.

—¿Es Petrocaribe un mar de la felicidad?

—No un mar, un océano. Claro, para todos los miembros; menos para Venezuela.

—¿Por qué los venezolanos son tan cotizados en el área petrolera de Colombia?

—Porque tenemos experiencia y conocimiento del negocio.

—¿Qué queda de la Gente del Petróleo?

—De Gente de Petróleo y de Unapetrol quedan intactos nuestros principios y valores, que siempre nos han guiado manteniéndonos activos.

—¿Un líder para Venezuela? 

—Un joven que emergerá de estas luchas, con visión de futuro, con principios y valores, que ame de verdad a Venezuela.           

—¿Aprendió el país lo que tenía que aprender?

—Creo que Venezuela es otra, mucho se ha aprendido, quizás no suficiente, pero no sé si los sectores dirigentes lo hayan entendido.

—De vuelta a la democracia, ¿regresarán los 2 millones de idos?

—La mayoría nunca nos hemos ido, pero de seguro muchos diferirán su decisión de regresar.

—¿Qué pasaría en Venezuela si Estados Unidos decidiese no comprar más crudo venezolano?

—Sería una estupidez, un horror político que ayudaría al régimen a continuar en el poder y en dos meses el asunto sería solventado. Además, refinadores del golfo se opondrán a que eso ocurra. 

 
Jolguer Rodríguez CostaNo photo

Artículos relacionados

*

Top