Sobre la convocatoria de Maduro a elecciones regionales
ENTRE LA INOCENCIA Y…

…Y LA RESISTENCIA

EL PESCADO PODRIDO

El domingo 30 de julio será recordado en las efemérides nacionales como el “Día de Chucumbele”.

El patético espectáculo de Nicolás Maduro, votando en solitario y el fiasco con su Carnet de la Patria, fue una escena perfecta para el inicio de esta pieza digna del teatro de vodevil y del absurdo.

Toda Venezuela y el mundo saben que ocurrió después. Hasta Smartmatic, su cómplice de tantos años, públicamente se lavó las manos. Lo saben en el barrio porque la radio bemba es la más eficaz de las transmisiones; lo sabe la FAN porque estuvieron custodiando la parodia y lo saben los que lo vieron hoy y antes en las parlamentarias; lo sabe la Comunidad Internacional. Que ha avisado que no reconoce la mamarrachada inconstitucional. El emperador está desnudo, todos se dieron cuenta y, definitivamente, eso es una tragedia para el autócrata.

Su invento de la Constituyente, en medio de una lucha que ya habíamos emprendido los demócratas por alcanzar la libertad, fue eso, un invento y una ilusión que le hizo creer que con ese truco se la estaba comiendo. Pensó que sería una herramienta de negociación, y al darse cuenta de que de nada serviría, no pudo retirarla. No lo dejaron sus halcones y la firmeza de la unidad democrática que no compró el pescado podrido. Ahora ya verás con que te la comes Nicolás.  No el pescado sino la Constituyente.

Es cierto, ahora tendrán que aparentar que tienen más fuerza. Arreciaran la represión y las tropelías antidemocráticas, pero lo van a hacer en medio del más grande aislamiento interno y externo. Ya los más importantes países del hemisferio y del mundo han dicho que no reconocen su cantinflada (que me perdone Cantinflas) y que habrá una oposición activa contra su conducta.

Vienen días duros. Claro que vienen días duros, pero para los demócratas son días promisorios y para los dictadores son de vértigo y angustia.

La historia siempre premia la constancia.

*Fragmento

 
Julio Castillo SagarzazuJulio Castillo Sagarzazu

Artículos relacionados

*

Top