EL FÍSICO CAMALEÓNICO DE CHRISTIAN BALE

Christian Bale es un claro ejemplo de los riesgos que supone ser actor y no morir en el intento. Probablemente, junto a Jared Leto, nos haya regalado los cambios de peso más brutales de la historia del cine. Y es que el actor ha demostrado ser totalmente camaleónico, pues sus actuaciones van mucho más allá del guión que debe aprender. Su último gran cambio físico lo ha experimentado en estos últimos meses para prepararse el papel para una película aún sin título oficial a la que conocemos como ‘Untitled Dick Cheney Project’.

Bale había engordado y adelgazado por exigencias del guión en numerosas ocasiones, pero nunca había aumentado tanto de peso al mismo tiempo que se ponía tan fuerte. Las reacciones a su fotografía en las redes sociales no tienen desperdicio, pero todos coinciden en una misma cosa, el actor tiene un considerable parecido con Arnaldo Otegi. A pesar de que su físico está muy alejado del personaje que ha de encarnar, en la película interpretará a Dick Cheney, el ex vicepresidente de los Estados Unidos.

Por el momento se desconoce la fecha en la que comenzará el rodaje de la película, pero sí que sabemos quienes le acompañarán en este drama biográfico: la cotizada Amy Adams, con quien ya ha coincidido en otras 2 ocasiones, y el cómico Steve Carell.

Sus cambios de peso

Todo empezó en el año 2000, pues nuestro cambio de milenio quedó marcado para siempre por su apariencia en ‘American Psycho’, película en la cuál mostraba su cuerpo muy atlético y fuerte, probablemente con la estética más cercana al canon establecido. Tan sólo 4 años después, Bale pasó de los 84 kilos a los 55 en apenas 4 meses, para interpretar a Trevor Reznik en ‘El Maquinista’. No hemos vuelto a ver al actor con un aspecto tan insano desde entonces, pero su estilo de vida, y las dietas y retos que ha ido aceptando, no dejan de ser tan peligrosas si no las asumes con un profesional a tu lado (por lo que desde aquí no te recomendamos dichos cambios).

Izquierda, Bale con 55 kilos en “El Maquinista”, un año después con 86 kilos en “Batman Inicia” (2005)

Christopher Nolan llegó a su vida para demostrarnos que el actor podía estar igual de fuerte que un concursante de ‘WWE SmackDown’. Para dar vida al Bruce Wayne de ‘Batman’ aceptó llevar a cabo una dieta hipercalórica de más de 4000 calorías al día, gracias a la cual consiguió el aspecto digno del superhéroe millonario. Volvió a bajar de peso, y perdió toda su forma física para protagonizar ‘The Fighter’ en 2010. Y en 2013 ascendió a los 103 kilos a base de comida basura, para dar vida a Irving Rosenfeld, en ‘La gran estafa americana’.

 

 

 

Tomado de www.ecartelera.com

 

Artículos relacionados

*

Top