ANGELA MERKEL, LÍDER GLOBAL

La canciller alemana, Angela Merkel, pronunció un discurso memorable en el Bundestag, en la víspera de la Cumbre del G-20 en Hamburgo.

Normalmente cautelosa, la indiscutible líder de Europa se pronunció en contra del unilateralismo y la demagogia en los temas de la agenda internacional. Condenó el aislacionismo y el proteccionismo y abogó por la cooperación internacional en la solución de los grandes problemas globales: “las respuestas correctas a los retos centrales de nuestro tiempo (cambio climático, terrorismo, etc.) sólo pueden encontrarse mediante la cooperación internacional”.

Sin mencionar al presidente Trump, cuyas posiciones proteccionistas preocupan a la comunidad internacional, la líder democratacristiana, nacida y criada en la Alemania Oriental comunista, enfatizó su compromiso con el multilateralismo y la cooperación entre las naciones: “quien piense que los problemas de este mundo pueden ser resueltos por el proteccionismo y el aislamiento comete una inmensa equivocación”.

Siendo Alemania la cuarta economía del mundo (PIB: US$ 3,5 billones), Merkel apuesta a la integración económica y a la búsqueda de soluciones consensuadas a los problemas mundiales, distanciándose de las posturas aislacionistas y personalistas que han aparecido en la escena mundial. Siendo la primera economía de Europa, la canciller se propone fortalecer la Unión Europea y la zona euro, a pesar del Brexit.

Como quedó recogido en la Declaración de Hamburgo, Angela Merkel indicó: “ahora más que nunca” es necesario el Acuerdo de París sobre Cambio Climático, subrayando que el tratado es “irreversible y no negociable”, visto que el cambio climático presenta “una amenaza existencial” para la humanidad. Merkel hizo alusión a la creciente cooperación con el nuevo presidente de Francia, Emmanuel Macron, demostrando también su talante de estadista al señalar: “nuestras diferencias con Estados Unidos son claras…”, pero estoy dispuesta a “buscar soluciones comunes”.

No cabe duda de que el discurso de Angela Merkel da una clara señal a la comunidad internacional acerca de la determinación de Alemania de jugar un rol más proactivo en la escena mundial para evitar una deriva unilateralista y proteccionista en las relaciones internacionales.

 

Artículos relacionados

*

Top