NETFLIX QUIERE SALVAR LAS SALAS DE CINE

La solución, según la compañía MoviePass, a la que pertenece Mitch Lowe, cofundador de la plataforma de streaming, sería crear una suscripción mensual para aquellos que aún prefieren ir al cine

Ir al cine en verano ya no es un buen plan. Las salas de gran parte del mundo están registrado uno de los peores tramos estivales de su historia. En Estados Unidos han reportado una caída del 11% en espectadores respecto al año anterior. Cuando en 2016 tuvo un descenso del 5% respecto a 2015. Son muchos los que culpan a las plataformas de streaming de esto; sin embargo, la realidad es que los precios del cine han aumentado de manera desproporcionada, lo que lo está convirtiendo en un entretenimiento casi de lujo. La solución, según la compañía MoviePass, sería crear una suscripción mensual para aquellos que aún prefieren ir al cine. Desde 2011, esta compañía ha intentado buscar un modelo que se ajustara al usuario en función de la zona de Estados Unidos, pero ahora ha decidido atacar. La oferta consistiría en pagar 9,95 dólares (8,50 euros) al mes. ¿Les suena esta propuesta?

Detrás de MoviePass se «esconde» Mitch Lowe, cofundador de Netflix. Su planteamiento es que MoviePass se encargaría de pagar el precio completo de la entrada de cine cuando uno de sus usuarios acude a ver una película. Como no todos los usuarios van a diario al cine, las suscripciones compensarían el gasto de los costes que pretende asumir la compañía. Además, MoviePass ganaría en información ya que obtendría datos sobre los hábitos de consumo de sus suscriptores que podría vender posteriormente con fines publicitarios.

La idea es buena, pero nunca terminó de despegar debido a que las suscripciones tenían muchas variantes y con precios en torno a los 30 y 50 dólares, y aunque el precio ha ido bajando, los usuarios quieren pagar mucho menos. Por supuesto hay algunas restricciones: la suscripción es intransferible, sólo se pueden comprar los boletos en persona para funciones de ese día y no aplica en funciones 3D o IMAX. Aún así es una opción atractiva ya que con sólo ver una película al mes el coste de la membresía queda cubierto. Por lo anterior es que la web de MoviePass está caída ante la avalancha de gente que quiere contratar una membresía.

El punto clave de este modelo de negocio está en la venta de datos ya que, hace una semana, MoviePass obtuvo financiación por parte de Helios and Matheson Analytics Inc. con la condición de brindar los datos de consumo de sus usuarios. Es decir, MoviePass estará vendiendo la actividad de sus suscriptores para la implementación de anuncios, no sólo en los cines, sino también vía web, ya que la suscripción se basa en una aplicación para iOS y Android desde donde se monitoriza parte de la actividad y hábitos del usuario.

Algunos analistas pronostican que este modelo de negocios será todo un éxito ya que la inversión es mínima y se aprovecha el jugoso mercado de la publicidad y los datos personales. Por ello se cree que esta idea podría ser fácilmente implementado en otras regiones del mundo, ya que no se necesita que las cadenas de cine estén de acuerdo, todo queda entre quien ofrece el servicio, el usuario y por supuesto, la compañía que esté dispuesta a pagar por los hábitos de consumo de una gran cantidad de clientes.

 

 

 

Tomado de @ABC_PlayCine

 
Etiquetas ,

Artículos relacionados

*

Top