NUEVO RESONANCIA MAGNÉTICA PREDICE EL RIESGO DE ACCIDENTE CEREBROVASCULAR

Jhoanell Angulo

Investigadores de la Universidad de Oxford han desarrollado un nuevo tipo de resonancia magnética que es capaz de predecir el riesgo de tener un accidente cerebrovascular. La técnica no invasiva, produce un resultado cuantitativo que puede indicar con precisión, si las placas en las arterias carótidas, las que suministran sangre al cerebro, presentan altos niveles de colesterol y por lo tanto, incrementando la posibilidad de que ocurra un accidente cerebrovascular.

La ruptura de las placas grasas puede bloquear las arterias y causar traumas potencialmente debilitantes y potencialmente mortales, ya que en estos casos, el cerebro queda carente de oxígeno.

En la actualidad, el riesgo de sufrir accidente cerebrovascular se mide por el tamaño de la placa en la arteria carótida. Si la placa se considera demasiado grande, las personas son tratadas quirúrgicamente. Sin embargo, este método puede saltarse las placas grasas que no son grandes, pero tienen un alto riesgo de ruptura.

La nueva técnica de resonancia magnética se desarrolló para poder identificar las placas de riesgo que contienen mucho colesterol, y las que son más estables.

En el estudio, los investigadores usaron la nueva resonancia magnética para medir la cantidad de colesterol en las placas carotídeas de 26 pacientes programados para la cirugía. Después de que las placas fueron removidas quirúrgicamente, el equipo observó el contenido real del colesterol en cada placa, y encontró que la nueva técnica era exacta.

Cuando alguien llega al hospital sufriendo un derrame cerebral leve, es vital que los médicos sepan si el paciente podría estar en riesgo de sufrir un nuevo ataque, que podría ser fatal.

El coautor del estudio, Dr. Luca Biasiolli, comentó: “Ser capaz de cuantificar el colesterol en placas carotídeas, es una perspectiva realmente emocionante, ya que es una nueva técnica que podría ayudar a los médicos a identificar a los pacientes con mayor riesgo de sufrir accidente cerebrovascular y tomar mejores decisiones”.

El profesor Sir Nilesh Samani, Director Médico de la BHF (British Heart Foundation), expresó: “Cuando alguien sufre un accidente cerebrovascular leve, suelen sufrir un otro más grave, o incluso mortal, en las horas, los días o semanas siguientes. Esta investigación abre la posibilidad de que en el futuro, los médicos puedan ser capaces de identificar con mayor precisión a las personas con mayor riesgo de sufrir un ACV.”

Los investigadores advierten que es necesaria realiza más investigación antes de que este avance pueda llegar a la práctica clínica de rutina; sin embargo, si esta técnica tiene éxito tiene la promesa de salvar vidas.

Tomado de www.tekcrispy.com

 
Etiquetas ,

Artículos relacionados

*

Top