CONTROLADA POR CUBA Y EL NARCOTRÁFICO, VENEZUELA REQUERIRÍA DE GENERACIONES PARA PONERSE DE PIE

Sumida en el caos y controlada por Cuba y por carteles del narcotráfico, Venezuela atraviesa por uno de los capítulos más oscuros de su historia y podría requerir de varias generaciones para ponerse de píe, dijeron expertos reunidos esta semana en Miami.

“Este es un problema de generaciones, no es un problema que se va a resolver ahora, pese a que está haciendo sufrir mucho a la población”, manifestó el banquero venezolano Oscar García Mendoza, en un evento organizado por el Interamerican Institute for Democracy, con motivo de su incorporación al Consejo Consultivo de la organización.

“Venezuela es un país forajido, está ocupado por mafias de la droga, del terrorismo internacional y por bandidos del propio país que lo han entregado a esas organizaciones del mal”, sostuvo.

Entre estos bandidos están incluidos integrantes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, quienes “han sido y continúan siendo el factor primordial de sostén del Estado fallido venezolano”, agregó.

Venezuela ha sido en los últimos años uno de los principales temas de preocupación de la ONG con sede Miami que vela por la salud de las democracias latinoamericanas.

Su presidente, el escritor cubano Carlos Alberto Montaner, dijo durante el evento que el país petrolero ha caído víctima de la perversa desvinculación de ideas y conceptos que promueven el bienestar y la creación de riqueza.

“Una de las razones por las que los venezolanos han destruido su presente es la consecuencia precisamente de la ignorancia y el desconocimiento en esos temas esenciales”, dijo Montaner en su intervención. “Si no cambiamos las percepciones sobre cómo se crea, se destruye o se conserva la riqueza, estamos liquidados”.

Los constantes ataques al concepto de la propiedad privada que se venían produciendo incluso antes de la aparición del fallecido líder socialista Hugo Chávez, introdujeron las semillas que condujeron a la actual situación en Venezuela, dijeron los panelistas

Pero es la instauración en el país de bandas criminales y del aparato de represión cubano lo que convierte la crisis venezolana en un mal muy difícil de erradicar, dijo García Mendoza.

El banquero venezolano añadió que esa es de una de las razones por las que le es difícil creer en la tesis de un importante sector de partidos de oposición que insiste en que el atrincherado régimen de Nicolás Maduro puede ser removido del poder a través de las urnas electorales.

Maduro y el ex presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, “no son los que realmente ejercen el poder sino que están siendo una especie de mascarones de proa de los narcos, y de los cubanos, de los iraníes, de los rusos y de los chinos, todas esas bandas [y representantes de intereses extranjeros] que están trabajando y operando en Venezuela”, señaló.

Entonces, “¿Cómo una oposición, como la que nosotros tenemos, puede creer que a través de una elección” quienes ejercen el poder “van a venir, y van a decir, nosotros nos vamos a ir porque ustedes ganaron? […] “Estamos en un problema espantoso porque […] son tantos los elementos que confluyen en contra de trabajar de manera positiva que es muy difícil salir”, manifestó.

Pero una vez iniciado un eventual proceso de transición, una de las primeras tareas que tienen los venezolanos es considerar la posibilidad de eliminar a las fuerzas armadas, afirmó García Mendoza al señalar que los militares no han luchado para defender a Venezuela, sino que se han convertido en aliados y cómplices de las fuerzas de los “ocupantes del país”.

“Tienen más generales y oficiales que cualquier ejército del mundo. De esta organización sabemos poco, excepto su tamaño desproporcionado y que es enormemente dispendiosa, inútil e hipercorrupta”, manifestó.

“Para que comience el cambio [en Venezuela] deben ser eliminadas”.

 

Tomado de www.elnuevoherald.com

 
Antonio María DelgadoAntonio María Delgado

Artículos relacionados

*

Top