LA PROPUESTA DE RODRÍGUEZ ZAPATERO

El hecho de que el ex presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero haya concluido su mandato presidencial después de haber sumido a España en una enorme crisis económica no significa que este miembro del Partido Socialista español no entienda cabalmente lo que son los conceptos del Estado de Derecho y la separación de poderes.

Sorprende, por tanto, que haya propuesto un “Gran Acuerdo Político” nacional, después de las votaciones del 20 de mayo, luego de que la comunidad internacional que sigue de cerca el proceso venezolano las haya calificado de amañadas y de antidemocráticas. Resulta inconcebible, por igual, cuando el narco-estado venezolano está siendo observado por la Corte Penal Internacional por sus desafueros y crímenes de lesa humanidad.

Bastante conoce Rodríguez Zapatero a los jerarcas del régimen cívico militar que nos gobierna y que seguirá adueñado del poder después del 20 de mayo, como para identificar un solo miembro de su cúpula que pudiera ser capaz de reordenar el caos político, social y económico y de salud que hoy tiene de rodillas a los venezolanos en la peor crisis de su historia.

A juicio del gran componedor español: ¿quién tiene credenciales para refinanciar la monumental deuda externa que contrajo la dupla Chávez-Maduro?; ¿quién tiene los conocimientos y la autoridad nacional e internacional para rescatar a la provincia petrolera venezolana?; ¿quién tiene las condiciones para liberar el tipo de cambio?; ¿quién cuenta con conocimiento para reprivatizar los activos industriales, agrícolas, turísticos y sociales totalmente abandonados por una manada de gestores incompetentes?.

 ¿Quién tiene la solvencia moral para enjuiciar los delitos de corrupción que crecen como hongos después de las investigaciones nacionales e internacionales que están teniendo lugar?; ¿quién tiene la estatura para revertir las injusticias y desafueros cometidos con los presos políticos y los jóvenes recluidos en las peores cárceles del continente, como lo demuestran los hechos ocurridos en la sede de la Policía de Carabobo?;

La tarea de un pacto nacional que será, sin duda indispensable, no puede ser llevada adelante por las personas a quien atiende Rodríguez Zapatero en Venezuela.

Los líderes españoles jamás se atreverían a proponer una solución como la que el político de marras se saca de la manga para pretender legitimar esta contienda electoral, a sabiendas de que es írrita en su convocatoria y extemporánea y amañada desde sus inicios en sus resultados, usando muchos subterfugios, pero, sobre todo, mediante un salvaje chantaje a los electores a través del carnet de la patria.

Ex presidente Rodríguez Zapatero: ¡a otro perro con ese hueso!

 

Artículos relacionados

Top