Clodovaldo Hernández

Fidel está chocho

Nuestros analistas no oyeron sus advertencias, sólo vieron que masca el agua Clodovaldo Hernández clodoher@yahoo.com Lo normal es que el exceso de odio, desprecio e impotencia vuelva a la gente amargada, incordiosa y cínica. Pero a algunos los torna frívolos, superficiales y faranduleros. Por ejemplo, a propósito de las últimas participaciones públicas del comandante cubano,

 

Maradona, analista internacional

Clodovaldo Hernández clodoher@yahoo.com Tendremos suerte si el santo Juan Manuel no nos sale peor vecino que el demonio Uribe. Presidente, ¿Santos no es del mismo grupo que Uribe?, preguntó Diego Armando Maradona, en una inesperada incursión en el periodismo no precisamente deportivo. Fue una pregunta tan oportuna y relampagueante como la legendaria mano de Dios

 

La gran globoverdad

Clodovaldo Hernández clodoher@yahoo.com El comunicado es una joya de lo que podríamos llamar la realpolitik aplicada a la prensa La libertad de expresión es, en realidad, una propiedad. No pretendo presentarlo como un gran descubrimiento, pero es necesario decirlo porque a veces se olvidan las verdades más elementales. El giro que ha tomado el caso

 

Las elecciones serán una guerra santa

Clodovaldo Hernández clodoher@yahoo.com Chávez le pone rostro al adversario. Es más fácil discutir con un arzobispo que con una mesa Avanza el tiempo, se acerca el 26S y todo parece indicar que la confrontación electoral va a ser una guerra santa. En una esquina está el comandante Chávez -san Hugo para unos; el Enemigo Malo

 

La MUD sufre dilemas artísticos

Clodovaldo Hernández clodoher@yahoo.com Se corre el riesgo de que las ruedas de prensa de la MUD parezcan episodios de Los Muppets Confrontacionistas y eclécticos. Confrontacionistas y eclécticos… Leo la cosa y reviso el cabezal de la página de El Universal para cerciorarme de que no estoy leyendo en la sección cultural alguna nota relativa a

 

¿Por qué la popularidad no se le pudre?

Clodovaldo Hernández clodoher@yahoo.com Según unas encuestas muy frescas, al hombre nada que le llega su fecha de vencimiento A Chávez se le pudre la comida, pero no se le pudre la popularidad. ¿Por qué, por qué, por qué, Santo Cristo?, se preguntan desesperados los opositores. Estos contenedores de alimentos descompuestos deberían hundirlo, pero, según unas

 

Los opositores comen conflé

Clodovaldo Hernández clodoher@yahoo.com La popularidad desató una pelea al estilo de las hermanastras de la Cenicienta. Freddy Kelloggs, quien no vende hojuelas de maíz sino estudios de opinión, ha demostrado su garra mercadotécnica al deslizar que hay dos dirigentes opositores más populares que Chávez. Cuando el insigne periodista Berto Tusti le preguntó -babeándose ante un

 
Top [GTranslate]