Elizabeth Burgos

EL LEGADO DE FIDEL:
LOS VERDADEROS HÉROES
Los muertos que nadie llora

EL LEGADO DE FIDEL:
LOS VERDADEROS HÉROES
Los muertos que nadie llora

La muerte de Fidel Castro obliga a contrastar sus panegíricos con los testimonios de quiénes lo adversaron y son los verdaderos héroes cubanos que el mundo debería admirar.

 

ACUERDOS DE PAZ EN COLOMBIA:
UN PELIGRO QUE CONTINUA LATENTE

La firma de los acuerdos de paz de las FARC con el gobierno colombiano tras de 4 años de negociaciones en La Habana, me trae a la memoria el recuerdo de una entrevista que sostuve en San Vicente del Caguán a principios del año 2000, con dos miembros del secretariado de las FARC: Iván Ríos y Simón Trinidad.

 

NEGOCIAR CON EL IMPERIALISMO CASTRISTA

El venezolano Héctor Pérez Marcano dotado de “su experiencia política y su conocimiento del régimen cubano”, considera que lanzar a negociar con el aparato cubano a “los imberbes que acompañan a Chúo” sería una imprudencia. Elizabeth Burgos, desde su propio profundo conocimiento del castrismo, le da la razón, porque el carácter medieval de la dirigencia cubana, sólo “se concentra en las relaciones de fuerza que a su vez decide la acción que debe emprenderse”.

 

LOS 90 DE FIDEL

Lo nocivo del modelo político que inventó permanece intacto y pese a que el personaje es un anciano que desvaría, se le siguen tributando los honores de un oráculo y en particular lo hacen los líderes de ese neo castrismo, el bolivarianismo, como si la consigna fuese que si todo cambia, todo ha de seguir igual.

 

CUBA AL RESCATE DE MADURO

La habilidad de la diplomacia castrista en el escenario de Venezuela, sacó su artillería pesada para acometer el frente internacional.

 

VENEZUELA ANTE EL MUNDO

Vendrán momentos difíciles, imprevisibles para los que deben estarse preparados. El grupo de secuaces que maneja el gobierno han demostrado ampliamente que no creen en la democracia. Nunca jugarán limpio.

 

Lo ocurrido en la Frontera colombiana
¿SON EXPULSIONES NAZIS O COMUNISTAS?

Lo que hace hoy Maduro con la minoría colombiana de Venezuela ya lo hicieron Lenin y Stalin y sus sucesores, a escala mucho mayor, incluso desde antes de que Hitler llegara al poder y desatara su pavorosa política de terror

 
Top