Ibsen Martínez

EL SANTO PADRINO Y SUS DEVOTOS

“Mentidero” es una de esas palabras por la que debe uno preciarse de ser hispanohablante. Pocas hay, en ninguna otra lengua, tan decidoras y transparentes como “mentidero”: ese sitio al que se concurre para canjear rumores y ponerle nombre a los miedos y así conjurarlos mejor.

 
Top