José Guédez

EL FIN DE UNA SOCIEDAD

EL FIN DE UNA SOCIEDAD

Para acabar con una sociedad no es necesario bombardearla o exterminarla, basta con anular el concepto que la creó hace doce mil años, el trabajo. Fue justamente el invento de la agricultura lo que hizo que el ser humano dejara la etapa nómada de caza y recolección para asentarse en torno a la organización del trabajo dentro de una sociedad. Desde entonces no se conoce ningún caso de civilización que no se funde en el esfuerzo individual y colectivo de sus ciudadanos, sin importar el sistema político imperante.

 
Top