Ramón Hernández

CRUELDADES OFICIALES Y DE LAS OTRAS

En los tiempos que corren, cuando los gestos de amabilidad han sido desplazados por empujones y la cortesía desapareció o fue pulverizada por la conducta arrogante de los revolucionarios, pocos se acuerdan o conocieron de la existencia de “reservas morales” y de ese compromiso de cada ciudadano con el “bien común”.

 

EL POGROMO NO ES UNA DESDICHA AJENA

Siete diputados de la oposición se encadenaron en el CNE y un funcionario de la GNB, fusil al ristre, los golpeó mientras una horda oficialista les lanzaba bolsas con agua sucia y agredían con particular saña a los periodistas que cubrían el hecho.

 
Top [GTranslate]