Tag Archives: Cambio

LA INDIGNACIÓN MUERDE DURO

Nuestra protesta que era un fenómeno citadino, se ha trasladado a pequeños pueblos y aldeas. Las movilizaciones llenas de vanguardias de la clase media, ha entrado a los barrios de nuestros hermanos más humildes. La lucha se ha hecho transversal, así como el reclamo político del cambio.

 

¡CAMBIO Y FUERA!

La bestia lanza el zarpazo en sus momentos finales. Con su zarpa hiere y mata; pero allí está, arrinconada, enloquecida en su feria de muerte, llevándose a los últimos que alcanza, antes de irse para siempre.

 

TUN TUN…
¿Quién es?

De pronto, el oficialismo ha entrado en modo sensible. Después de pasar años cayapeando, sin pudor y sin piedad, a sus adversarios, a sus críticos, a cualquier forma de disidencia, ahora, de repente, resulta que recuerdan que hay derechos individuales, que el respeto es necesario, que los linchamientos no son saludables, que es muy feo y peligroso carajear al prójimo.

 

LA RESPONSABILIDAD DE LOS MILITARES EN LA TRAGEDIA VENEZOLANA

El devenir venezolano de estos tiempos se muestra a una primera mirada rodeado de sombras y misterios, de fuerzas incomprensibles, de culpas heredadas e incurridas que en apariencia no cabe distribuir con precisión. Sin embargo, no lo perdamos de vista: cuando hablamos de Venezuela lidiamos con duras y patentes realidades que podemos y debemos entender con lucidez moral y política.

 

¡FUERA MADURO!

El clamor recorre las calles de Venezuela, cada día con mayor intensidad, con mucha mayor indignación. “¡Fuera Maduro!”. Eso es lo que se escucha en todas partes.

 

¿DÓNDE ESTÁ LA ESPERANZA?

Ese tipo que ves ahí, serio, con traje y corbata, sentado detrás de su escritorio, abriendo un maletín lleno de dólares y mostrándoselo a la mujer que tiene enfrente; ese tipo que sacó de esa manera 11 millones de dólares, billete sobre billete, sin poner nunca una firma, sin recibir jamás una facturita, ese tipo…es el mismo que un tiempo después, montado en una tarima, vestido de rojo, alzaba su puño y gritaba aguerridamente: “¡Vamos a combatir la vieja ética capitalista podrida de la corrupción administrativa, del tráfico de influencias!”

 
Top [GTranslate]